はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました

Disclaimer

Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de Stephenie Meyer, autora y creadora de la Saga Crepúsculo.

La trama y el desarrollo de los personajes son mi propiedad.

Seguidores

16 de noviembre de 2011

Capítulo 34 - Castillos...





Capítulo 34 –  Castillos…
BPOV


El mundo giraba vertiginosamente a mi alrededor, se me nublaba la vista y sentía el temblor de mis rodillas, si no fuera por esas manos que me sostenían perfectamente me habría ido de bruces al suelo.

-¿Bella te encuentras bien? – la imagen de Edward tapo la visual de la casa de mis sueños, sobreponiéndose el hombre de mi vida. Era consciente de que debía responder, que deseaba responder, pero la potencia de mis sentimientos y el golpeteo de mi corazón, me impedía formular esa sola afirmación. Cuando las lágrimas colmaron mis ojos y se deslizaron por mis mejillas pude ver con algo más de claridad la hermosura de mi hombre, con una fuerza desconocida alce mis manos y rodee su cuello.

-¿Lo dices enserio? – lo mire directamente a los ojos, él se acomodó para tomar mi rostro entre sus manos.

-Nunca en mi vida he estado más seguro en algo – sus pulgares secaron mis lágrimas – te amo Isabella Swan quiero pasar el resto de mi vida contigo.

-Yo igual Edward – susurre – También quiero una vida junto a ti – me miró fijamente con el rostro entre sus manos.

-Te prometo… no, te juro Bella, que me desviviré por hacerte feliz, por darte la vida maravillosa que te mereces, por cumplir con todos tus sueños…

-Lo sé amor – acaricie su mejilla suavemente – Ya lo haces, me haces feliz- nos besamos suavemente por varios minutos, termine de nuevo apoyada en su pecho - ¿me explicarías el resto de la sorpresa? – susurre y él me abrazo lleno de sentimientos, ambos extasiados de amor y de un futuro prometedor. Caminamos lentamente hasta la puerta de entrada de la casa, tomados de la mano.

Recorrimos todo el primer piso maravillándome completamente por la perfección de nuestro futuro hogar, doblemos por el amplio espacio del comedor hasta el pasillo que daba a la cocina, una estancia enorme donde perfectamente disfrutaríamos en familia.

-¿Te gusta? – Edward me abrazo por la espalda

-Me encanta Edward, es la casa de mis sueños – le respondí mirando todo embelesada y llena de emociones.

-De nuestros sueños amor – me extendió la mano y apago el interruptor guiándome al segundo piso – hay cinco habitaciones, esta es la principal, la de Noah está a nuestra derecha podemos dejar la del final para visitas, está es nuestra habitación.

-¡Wow! – jadeé dando un paso hacia el cuarto – Es verdaderamente espectacular Edward – camine hacía el ventanal que daba a una hermosa terraza dejando una vista hermosa hacía el jardín y la piscina.

-Tus expresiones me fascinan – me volví a mirarlo

-Es abrumador, todo es tan perfecto – dio dos pasos hasta llegar a mi lado, tomando mi mano.

-Eres mi única – deslizó en mi dedo un hermoso anillo con pequeños diamantes incrustados, pestañe rápidamente asimilando y levante la vista para perderme en esos ojos esmeraldas – Te amo.


Cerré la puerta del estacionamiento y apoye la espalda aun agobiada por todos los acontecimientos de la noche y esta mañana ¡Estaba comprometida! ¡Con Edward Cullen! Suspire pesadamente y volví a mirar mi mano, como lo venía haciendo cada cierto rato desde anoche.

Subí hasta mi dormitorio, sin encontrarme con nadie, lo que me pareció raro, Alice y Jasper siempre eran madrugadores.

Me fui directo a mi laptop, tenía miles de correos pendientes y actualizaciones que enviarle a Emily, entre la universidad, mi vida personal y el ir y venir del departamento de Edward no me dejaba mucho tiempo para hacer otras cosas.

-¿Quieres un café? – me di vuelta  para ver a Alice somnolienta cubierta con su bata. Mire la hora y había estado casi una hora y media en el computador.

-¿Bueno? – me desconcertó, cuando se dio la vuelta cerrando la puerta tras de ella, me levante y camine a mi vestidor en busca de mis implementos de yoga, cuando ella entro y se sentó en la silla que anteriormente ocupe - ¿Todo bien amiga?

-Sí – afirmó – sólo que anoche me desvele con Nick y después me costó quedarme dormida, Jasper también se quedó despierto ayudándome.

-¿Qué le paso? – le pregunte tomando la taza que dejo sobre mi escritorio

-Tenía fiebre, llame al pediatra y me explico que es por la vacuna – asentí volviéndome a tomar la ropa de yoga y cambiarme, mientras Alice me miraba.

-¿Dónde fueron anoche después del baile? – me mordí el labio acomodándome la coleta.

-A ver nuestra futura casa – espere los gritos pero al parecer Alice no despertaba del todo.

-A qué bueno… - de pronto se quedó callada y me volví a mirarla - ¿Dónde? – pregunto una octava más alto que lo habitual.

-Edward me llevo a conocer nuestra casa – extendí mi mano para dejarla a la altura de su cara – la que viviremos cuando nos cacemos.

-¡QUE! ¡¿Te lo propuso y no me dijo nada?! – me reí, esa era una reacción propia de Alice, tomo mi mano y reviso el anillo - ¡Te entrego el anillo de la abuela! – me quede pasmada y la sonrisa desapareció de mi cara.

-¿Cómo que el anillo de tu abuela? – mi corazón martillo en el pecho - ¿Es una reliquia de familia?

-Claro, ¿él no te lo dijo? este es el anillo de abuela Elizabeth, ella lo dejo en herencia al primogénito de papá, es decir a Edward, pero pensé que él se lo había dejado a Esme – de pronto su cara se iluminó

-Lo dices en serio

-Claro que sí amiga – finalmente me abrazo apretándome – estoy tan feliz Bella, se te ve tan feliz y Edward ha cambiado tanto desde que están juntos.

-Nos amamos y queremos ser una familia junto a Noah.

-Felicidades – me soltó para brincar alegre como siempre - ¿Quién organizara la boda? ¿Pusieron fecha? ¿Qué tienes en mente? ¿Has pensado en el vestido? ¿Clásico o vanguardista? ¡Ah! tengo que llamar a mamá ella puede reservar la catedral de Saint Patrick  - en ese momento la detuve.

-¿Catedral? Estas loca– Alice asintió caminando hacia la puerta - ¡Espera! – se detuvo con la manilla en la puerta – Sólo tú lo sabes por ahora, Edward quiere comunicarlo en el almuerzo de mañana y por favor no te pongas como loca Alice, no sabemos aún como queremos casarnos.

-Isabella Marie Swan ¿Cómo que no sabes cómo quieres casarte?

-Alice, este es el segundo matrimonio para ambos, no es necesaria tanta parafernalia.

-Amiga, esos anteriores no cuentan, así que déjame ser feliz por favor – al final me reí y salí con ella hasta el pasillo.

-Bueno, creo que esa es la labor de la madrina ¿no crees?- sus ojos se iluminaron y me hicieron quererla un poco más, aunque este loca de remate.

-Te adoro – me beso la mejilla  y se metió en su cuarto.

El día estaba soleado con una suave brisa, estire mi carpeta sobre el pasto cerca de la piscina y comencé a concentrándome con los ojos cerrados y acompasando mi respiración. La exquisita sensación de bienestar embargo mi pecho. Tome la postura de Adho Mukha Svanasana inclinando  suavemente mi cuerpo hacia delante y avanzado la mano izquierda hasta quedar ligeramente inclinada apoyando el borde externo del pie izquierdo en el piso tan suave y con movimientos coordinados, cuando quise volver a la postura inicial para hacer el ejercicio a la inversa, el tirón en mi vientre me dejo sin aire, volví a la postura central, para hacer una estiramiento leve y ponerme en la postura del niño, que relajo el dolor abdominal.

-Te ves nerviosa – me dijo Edward mientras conducía camino a casa de sus padres.

-Más que nerviosa, estoy ansiosa – me mordí el labio y el tomo mi mano

-¿Por qué? Esto es algo entre los dos, no entiendo porque sientes que debes tener la aprobación de los demás – frunció el ceño en el momento que acelero.

-No es la aprobación amor, sino que por primera vez me enfrento a esto realmente. ¿Crees que Esme y Alice podrán hacer todo en estos dos meses?
-Bella – me miro por un minuto para volver la vista a la calle – Alice dejaría de ser Alice si no tiene todo listo ya – ambos nos reímos.

-Tienes razón – nos quedamos callados por varios minutos, yo por mi parte meditando lo que se avecinaba, la verdad es que temía la reacción de Rosalie, que si bien ha dejado hostigarme con el asunto de Charlotte, sabía que esto debilitaría aún más nuestra amistad.

Cuando llegamos a casa nos esperaban para pasar al comedor, como siempre los almuerzos dominicales eran una espacio fabuloso para compartir en familia, y era una herramienta infalible para Esme y Carlisle de conocer y saber en que estaban sus hijos, que si bien cada uno tiene su propia historia, ellos nunca dejan de ser padres. Es un maravilloso modelo de crianza, me encantaría ser aunque sea una parte de lo buena madre que es Esme, que también tiene un poco de ese amor maternal para mí.

Alice estaba más ansiosa que yo, acá cierto rato nos daba miradas alentadoras, pero yo sabía que el mejor momento sería una vez terminada la comida, y aún faltaba para que nosotros pudiéramos hacerlo, ya que primero comían los bebes.

Era increíble lo rápido que crecían si bien Nick y Noah tiene apenas unos días de diferencia, se hacía notar que Noah es prematuro, siempre es más pequeñito y a pesar que nos preocupamos de estimularlo, Nick es más despierto, por eso lo amo más a mi pequeño Noah, necesita tanto del amor de una mamá… y yo estaba dispuesta a darle todo y mucho más con tal que sea feliz.

-¡Bella! – Salí de mis cavilaciones - ¿Por qué estás en las nubes hija? – me pregunto Esme, acercándome la bandeja con carne para que me sirviera – sólo le sonreí, sin decir nada, de reojo, mire a Rosalie, pero ella estaba ocupada cortando la carne de Emma.

El almuerzo como siempre perfecto, el único problema era el nudo que sentía en mi estómago, porque no quería que esta hermosa y fabulosa noticia empañara con momentos incomodos la relación de Esme y sus hijos, sólo rogaba internamente que Rosalie no tomé parte y pueda morder su lengua antes de destilar toda ese odio que tiene hacia Edward.

Pasamos a la terraza para disfrutar del aire veraniego, tomamos unos refrescos mientras Esme nos regaloneaba a un más con una exquisita ensalada de frutas.

Me senté en el suelo balanceando lentamente a Noah que se reía cada vez que se alejaba y volvía a mí estirándome sus brazos.

-Bella – suspire al sentir sus exquisitos labios en mi cuello, Edward se sentó a mi lado, mirándonos alternadamente a Noah y a mí – Estaba pensando – lo mire cuando acomodo un mechón de mi pelo detrás de la oreja – Que podríamos casarnos a fines de noviembre ¿Qué te parece? – mire sobre mi hombro y la familia estaba dispersa en los sillones disfrutando del día.

-¿Te gustaría a ti? – él me miro condescendiente lanzado una de esas sonrisas que me hacen tiritar.

-Nada me haría más feliz – me susurro en el oído  y yo le sonreí – para esa fecha nuestra casa estaría lista, con los últimos detalles y si dejas todo en manos de Alice, que de seguro no te dejara hacer nada, podrás ver los detalles de la decoración, como quieras que sea nuestra casa.

-Te amo Edward – bese sus labios fugazmente, porque él se levantó de mi lado y tomo a Noah en brazos, me quede pasmada en el mismo lugar hasta que me tendió la mano para ayudarme a levantar - ¿Qué haces? – nos acercamos a la familia y Edward me tomo de la cintura.

-Bella y yo nos vamos a casar a fines de noviembre – abrí los ojos, sabía que lo iba a hacer, pero me pilló de sorpresa.

-¡Lo sabía! – Gritó Esme mirando a Carlisle - ¡Te dije que era el anillo de tu madre! – Carlisle se puso de pie, seguido por Esme para abrazarnos - ¡Los quiero tanto hijos míos! – Lloriqueo Esme besándonos en la mejilla y tendiendo los brazos para Noah.

-Felicitaciones a ambos – nos dijo Carlisle – Eran ustedes dos desde el principio, pero la vida es misteriosa, lo importante es que sean felices desde ahora porque se lo merecen - irremediablemente me emocione.

-Gracias padre – Ambos se palmearon la espalda y Carlisle acaricio mi mejilla a lo que lo termine abrazando fuertemente – cuando me separe del padre de mi novio, me fije en la persona que me había tenido preocupada todo este tiempo, pero ella estaba indiferente aun sentada en el sillón ojeando una revista…

- ¡Ahora me toca a mí ser el padrino! – le dijo Emmett a Edward, volviendo la atención hacia ellos – Jasper trajo mala suerte, yo soy el ideal – infló su pecho y estiro su gran brazo para rodearme.

-Emmett, es hora de irnos – Rosalie se pudo de pie, ignorándonos.

-Osita… - Emmett se puso serio mirándola directo a los ojos - ¿no podrías ceder un poco?

-No – se volvió al jardín para llamar a Emma – Si te quieres quedar hazlo, pero yo no seré participe de esto – me miro de pies a cabeza, destilando todo su veneno, por lo que me moleste de verdad, ya sabía yo que Rosalie era una arpía cuando alguien o algo se atravesaba, pero ya me canse.

-Podrías dejar de destilar veneno Rosalie – dio dos pasos para quedar frente a mí, riéndose mostrando toda su cínica artillería.

-Felicitaciones Bella – me abrazo y sentí como los demás se quedaban callados – estaré ahí Bella, para recoger lo que queda de ti después de todo esto, y para recordarte cuantas veces te advertí – me quede helada por sus palabras, que sonaban a un maldición, ella esbozo la sonrisa más cínica que he visto en mi vida, pero sus ojos estaban acuosos. La vi tomar a Emma en brazos y entrar al pasillo sin despedirse.

-Perdónala – no pude controlar mis sollozos, sus palabras fueron tan duras para mí, que apenas distinguí la voz de Emmett.

-Mi amor… – sentí que era guiada y me sentaban en un sillón – Bella – Al cabo de un rato me enfoque en Edward que me miraba preocupado, pero en el verde iris de sus ojos había odio puro, me aferre de su camisa con fuerza - ¿Qué te dijo Rosalie? – respire profundo y me deje caer en su pecho aun agarrando su camisa y me desmorone.


-¿Tienes muchos amigos? – le pregunte a Edward bajando del coche

-Pocos, él es de los incondicionales, Jasper y él eran mis camaradas en la universidad – asentí divertida tratando de imaginarme a Edward rebelde pero no encajaba.

-¿Cómo eras en la universidad?  - me miro divertido, mientras abría para mí la mampara de la entrada al edificio donde vivía su amigo Demetri.

-Estudioso, pero no dejaba de vivir por ello, tenía las ideas claras, no era ni nerd y un perdedor fiestero – acciono el botón del ascensor y nos metimos dentro – mujeres me sobraban – dijo divertido y yo fruncí el ceño golpeándole el hombro por lo que el rió – me encantas celosa, pocas veces te pones así.

-Idiota – le dije justo cuando se abrió la puerta del departamento dejando ver aún sonriente rubio.

-Tienes toda la razón Isabella – apunto a Edward – esté es el mayor idiota del mundo – me sonroje quedándome ahí cuando él se apartó para dejarnos entrar y Edward lo miro enojado.

-Demetri – su voz filosa me hizo reaccionar, pero su amigo no hizo más que reírse, y se acercó a mí para mirarme con expectación.

-Isabella, eres muy hermosa, no te preocupes con Edward somos así siempre- tomo mi mano y la estrecho cálidamente - ¡Vamos Vicky nos espera junto a los demás! – se adentró en el departamento y Edward me tomo el rostro entre sus manos.

-Perdona, pero Demetri es un  caso, no le creas ni la mitad de lo que dice – sonreí por la expresión de Edward, relajándome.

Salimos a la terraza del departamento, la vista era espectacular, las luces de la ciudad comenzaban a aparecer y el viento tibio lo hacía mucho más reconfortante.

Finalmente conocí a la prometida de Demetrí, una chica bastante exótica y divertida, me hizo reír mucho mientras Edward y los demás compartían, otras mujeres me miraban de pies a cabeza por la forma en que Edward cerraba su mano en mi cintura, un acto de posesión inconsciente que a mí me encantaba.

-¿A qué te dedicas Isabella? – me pregunto Victoria llenando nuevamente  su copa con Martini.

-Soy escritora y doy clases en la universidad de NY

-Eso es genial… - tomo un largo sorbo de su copa – ¿y todavía no tienes treinta? – yo asentí divertida – Mayor logro todavía. Salud – choco su copa contra la mía de champagne y termino su trago, en eso llego Demetri y ella se abalanzo a sus brazos.

-¿En que trabajas tú Victoria? – le pregunte

-Yo soy… una gozadora de la vida – Demetri se rió a carcajada viva y su risa era contagiosa por lo que le seguí – Es verdad Bella… - vaciló un momento – ¿puedo llamarte así?

-Claro, ya somos como amigas – le sonreí y su rostro se iluminó

-Trabaje durante unos años en un night club, donde conocí a este maravilloso hombre, que me sacó de ese mundo y ahora me hará su mujer – levanto su copa otra vez y estampo un beso en los labios de Demetri – como vez, soy una maldita perra afortunada como en los cuentos de Disney – Edward que había estado apartado conversando con otras personas, se acercó al vernos tan divertidos.

-¿y tú príncipe azul que hace para ganarse la vida?  - Demetri me miro y miro a Edward por una fracción de segundos y respondió.

-Soy agente encubierto de la CIA – ahora me quede mirándolo y no pude aguantar la risa.

-Lo siento… – mire a Edward quien también sonreía - si fueras realmente agente de la CIA, ¿no sería eso secreto? – Demetri esbozo una gran sonrisa.

-Por eso lo digo… -me giño el ojo - nunca nadie me cree y se fue con Victoria. 

Me quede mirando por donde se habían marchado pensativa, hasta que Edward me rodeo por la cintura y me beso tiernamente.

-¿Vamos a casa? – le sonreí olvidándome todos y asentí, porque siempre en sus brazos todo era mucho más claro y más perfecto.


Abrí el refrigerador tomando una botella de agua mineral, me pase la mano por la frente para secar un poco el sudor.

-¿Mi amor quieres agua? – grité desde la cocina, me reí al escuchar su respuesta amortiguada, saque otra botella y camine por el pasillo de mi departamento, bueno lo que iba quedando de él, ya que todo lo mío estaba siendo colocado en cajas, y aunque contrate un equipo de mudanza igual quería cerrar esta etapa, y Edward el hombre de mi vida estaba ahí conmigo.

-¿Cuándo retiraran las cajas para llevarlas a la casa nueva? – pregunto Edward al verme, se sentó en la orilla de mi cama y me tendió la mano, le pase la botella divertida al verlo tan relajado, vistiendo unos bermudas beige lejos de esa parafernalia de hombre serio de siempre.

-Cuando lleguemos de vacaciones, por eso quería dejar todo listo y ordenado… - me senté en sus piernas y el me rodeo la cintura – después de las vacaciones Alice se va a poner peor que ahora, así que prefiero estar enfocado en lo que me pida, para no terminar estrangulando a mi madrina-mejor amiga.

-Mañana el vuelo es a las cinco de la tarde – afirme pasando mi mano por su suave pelo – terminemos con esto que te quieres llevar a la casa de Alice y nos vamos me muero por una ducha… – levante la ceja y el me sonrió torcido – juntos – miro hacia la puerta y yo me aleje riéndome porque sabía cuáles eran sus intenciones.


-¡Alice! – grite desde el pie de las escaleras otra vez, los chicos nos esperaban hace más de 15 minutos para ir al aeropuerto – ¡Vamos atrasados para tomar el vuelo!

-Ya voy… -  ¡Acá lo tengo! – levanto el brazo con una bolsa blanca, mientras bajaba casi corriendo las escaleras.

-¿Qué es lo que se te olvido? – trate de mirar dentro de la bolsa, pero no me dejo.

-Es una sorpresa para Jasper – me miro ceñuda cuando cruzamos la puerta del estacionamiento - ¿te pedí que quedaras de niñera una noche?

-No – me pare con las manos en las caderas – ahora me vienes a decir…

-Bueno ya lo sabes… pero dile tú a Edward porque no quiero que tenga cara larga todo el viaje, además es una noche y prometo devolverla cuando Edward te quiera sacar a pasear por Miami. – Negué con la cabeza rodeando el auto de mi novio para subirme en el asiento de copiloto.

-Bienvenida nuevamente – dijo Edward poniendo en marcha el coche, yo le sonreí. Salimos del portón de la casa de Alice siguiendo el auto de Jasper.

-Estas serán las mejores vacaciones de mi vida – tome su mano y entrelazamos los dedos con los de él – Te amo– suspire.

-Hola Mamá, llegamos bien. – Alice recargo el peso de Nick en su cadera sujetando el celular con el hombro – si aún estamos en el aeropuerto, apenas lleguemos a la casa te llamaremos – Dile a Rose que la invitación sigue en pie – se me anudo el estómago al escuchar a Alice – sí, lo sé – me dio una mirada llena de tristeza – Bueno mamá, yo les digo – Cortó la llamada, sin mirarme porque sabía lo culpable que me sentía por el hecho que Rose este enojada conmigo y no quiera estar en el mismo lugar donde Edward y yo estemos, eso incluía las vacaciones y comidas dominicales.

-Ya lo va a entender Bella, no te pongas triste – acomodo a Nick que balbuceaba feliz.

-No me gusta separar a la familia, lo sabes – le dije sin mirarla – quiero mucho a Rosalie, pero es demasiado extremista en sus decisiones.

-Te entiendo –miro por sobre mi hombro - Mejor cambiemos el tema porque ahí vienen los chicos – Ambos arrastraban carros con el equipaje, mire a Edward quien se veía tan arrebatadoramente hermoso con su camisa ligera blanca y esos lentes de sol, y ese dios griego era mío.

Llegamos a una hermosa casa de dos pisos estilo español ubicado en Coral Gables, todo con ese tomo amarillo, que combina perfectamente con el sol, los patios con adoquines rojos y plantas exóticas.  Una vez estacionamos los autos que habíamos arrendado para poder movilizarnos sin complicaciones en el garaje, entramos a la propiedad donde nos esperaba una señora del servicio.

-Señores Hale, bienvenidos – la mujer con acento latino, esbozo una educada sonrisa, mire divertido a Jasper, mientras Alice se adelantaba hacia la mujer y la abrazaba

-Sara, que bueno verte de nuevo – se giró y le quito a Noah de los brazos de Jasper – mira es mi hijo…

-Nuestro – dijo Jasper rodando los ojos

-Si amor… - la mujer miro al bebé y lo tomo en brazos, Nick la miro un momento y se recostó en su hombro – Ellos son… –Alice  se volvió a nosotros sonriendo – mi hermano y mi cuñada, el pequeño es su hijo, Noah – mi corazón golpeteo por el comentario de Alice, por lo que mire a Edward quien estaba complacido por lo que su hermana había dicho, él me miro y esbozo un silencioso  te amo.

Nos acomodamos en una de las suite a la izquierda de la casa, dejando a los niños en el dormitorio central entre ambas habitaciones, así cualquiera de los cuatro podría ver a los niños sin complicaciones.

Después de acomodarnos bajamos a cenar lo que gentilmente Sara nos había preparado.

-El lugar es precioso – tome la copa de vino blanco que me tendió Jasper  - muero de ganas de ir a la playa y disfrutar un poco del mar.

-Me gusta mucho este lugar – comento Jasper – con mi padre vinimos un verano, el arrendo una casa y fue maravilloso, así que apenas pude me compre esta propiedad como casa de veraneo.

-Es una muy buena inversión – acotó Edward, cortando su pescado y degustándolo – siempre he pensado que las propiedades son las mejores inversiones.

-Esta sobre todo – aclaró Alice – es el regalo de nuestro segundo aniversario – Jasper tomo su mano y la llevo a la boca para besarla tiernamente.

-Después de cenar acostamos a los niños con Alice, mientras los chicos terminaban de ordenar la cocina. Sara trabajaba hasta las 6 de la tarde así que había que dejar todo limpio y ordenado para el otro día.

Le puse su pijama a Noah, mi angelito siempre ha sido tan tierno y tranquilo. Mire a Alice que estaba en la misma labor pero con un inquiero Nick que comenzaba a lloriquear.

-¿Amiga? – de reojo me miro, mientras calzaba otra vez el pie de Nick en el pijama.

-Dime – mire a mi Noah que movía sus bracitos en mi dirección, lo tome en brazos para mecerlo suavemente.

-¿De verdad me consideras como la madre de Noah? – le pregunte tímida, aun con sus palabras rondando mi mente.

-Claro amiga, eres su madre – mis ojos se llenaron de lágrimas – madre no es la que da a luz, es la que cría, la que ama incondicionalmente, la que está cada vez que sea necesario. Eso eres tú para Noah.

Me desperté al sentir frio me gire sobre la cama buscando a Edward pero no estaba, me senté enfocándome por la nueva habitación, mire hacia las puerta de vidrio, donde las cortinas ondulaban dejando entrar la brisa que me despertó.

Me apoye en el umbral sobando mis brazos por el cambio de temperatura, pero lo que realmente me robo el aliento era ver a Edward  descalzo mirando hacia la playa, sus manos aferraban la baranda, su pelo se movía suave y etéreo, di un paso en su dirección de forma sigilosa hasta que mi mamo toco la nívea piel de su espalda. Edward se giró tomándome en sus brazos.

-¿Qué haces Edward? – me apoye en su pecho buscando calor

-Sólo pensaba – su mano acaricio mis hombros descubiertos – lo siento no quería despertarte, dormías tan placida – sus ojos brillaron a la luz de la luna.

-No me molesta amor – tirite - ¿no tienes frio? La brisa esta helada – el me abrazo más fuerte rodeándome con su cuerpo.

-No tengo frío, contigo en mis brazos jamás tendré frio – alce mi boca para besarlo suavemente, el amor por fin llegaba a mi vida y me sentía plena, el apoyo mi frente en su pecho.

-Cada día que pasa se acerca más el momento en que oficialmente seamos una familia… - suspire en su pecho completamente feliz, porque era verdad – Es maravilloso amor, tu y yo juntos por siempre. ¿En eso pensabas?

-Así es – acaricio mi espalda – no hay nada más agradable que imaginar nuestro futuro.


::::::::::::0::::::::::::::::::


Ahh el amor, es tan gratificante escribir de este hermoso sentimiento...  muchas gracias por todos sus cariños y comentarios… Las adoro!
Axavenus

10 comentarios:

Axavenus dijo...

ahhhh....
Que tal??

rosas o tomates??? jajajaja

Un beso
Axavenus!

Paola Isabel dijo...

Hey nena estos capítulos me encantan, me dejan muy emotiva, ya vez que tu plasmas muy bien los sentimientos en las letras.
Dos cosas:
1. Al fin le pidió matrimonio Edward a Bella, eso me fascino, él esta siendo otro hombre por ella.. eso es lo que hace el verdadero amor, nos ayuda a mejorar y a borrar nuestros defectos... Bien por ellos y por Noah!!!
2. Rose me tiene cabreada con su actitud, muy egoísta a mi parecer. El hecho que una de sus amigas no sea feliz con un hombre, no significa que otra mujer no pueda ser feliz con ese mismo hombre (eso sonó a trabalenguas jajaja)Además que ese hombre tiene el derecho a rehacer su vida y cambiar para bien. Además por la actitud de todos lo Cullen se puede afirmar que esa Charlotte es una mentirosa psicópata... En fin espero que ella pueda salir de su error y no perder su amistad con Bella.
Muy lindo todo, nos leemos, besos y abrazos.

Mell....k dijo...

hla axavenus!!
me encanto el cap, es muy lindo, lleno de amor, de ternura y confianza..
megusto mucho el detalle de ed al darle el anillo que pertenecio a su abuela, ademas de la casa de ensueños de bella y por su puesto la de el, eso fue muy romantico.
me fascino la forma de dar las buenas nuevas de ed, jajaja de la nada salio con que se casaban, auqnue admiro eso por que creo que bella no hubiera podido con toda la previa..
algo que me dejo helada fue la actitud de rosalie, ella no cede pero sus palabras fueron demasiadas duras..
me encanto la buena amistad que se entablo entre bells, vick y demetrie, fue genial la forma en que se divertian y compartian cosas, como la historia resumida de vick, eso me dejo ien en claro que fue con ella con quien se fue demetri la noche de a fiesta de soltero de edward...
otra cosa que me encanto fue que alice tomara a bella como la madre de noah en miami frente a las personas y que ed estubiera mas que encantado con eso...
algo que me dejo con la dusa fue si en verdad edward estaba pensando en ellos cuando bella lo encuentra en la noche...
bueno me encanto el cap, excelente...
nos estamos leyendo bss para ti y tu pequeña...

Anónimo dijo...

Hermoso capitulo lleno de dulces momentos,aunque no creo que esta inmaculada felicidad se mantenga asi mucho tiempo,creo que algunas nubes nos quedan por delante,mas con la actitud de Rosalie...ojala todo fluya lo mas suave posible!!!!Gracias Axavenus!!!!!

nydia dijo...

Hola linda fascinante capitulo ,que emocion al final serán como una verdadera familia pero es una lastima que Rosalie no cambie su actitud asi los novios.....Besos linda y gracias por publicar...

Sary Madera dijo...

Muchas Rosas...!!!

Me encantan estos capítulos llenos de amor y tranquilidad...!

Que Lindo q todo se les este dando, lastima por Rose q no puede verlos felices pero q se le va a hacer allá ella.

No tengo mucho q decir todo esta divino, me encanto todo...!!

Besitos!

laurix dijo...

Hola Hola aki de nuevo....

Bueno en realidad no se porke tengo la ligera duda en el nombre ke le pusiste al capitulo CASTILLOS!!. porke asi?? castillos porke son los van a empezar a construir juntos o castillos porke si los construyes de arena recuerda ke con una patada se destruyen facilmente!!! e ahi la duda como siempre esta la mosca en la sopa ke puede venr a arruinar todos los planes ke estan formando....
El principio maravilloso todas sabiamos ke le tenia ke decir ke si aawwwwww ke romantico y conforme fui leyendo ver ke le habia dado el anillo de familia wow genia y ella ni por enterada porqe el no le menciono eso??... ya te habia dicho la casa de sus sueños por ambas partes muy buen lugar para construir sus castillos. Y Alice como siempre por un momento pense ke la aviamos perdido pero comprendi ke era el cansancio de pasar una mala noche jejeje y como siempre la boda sera el evento del año realizada por esa singular madrina de honor...

((ACLARACION: hubo en momento en el ke me confundi cuando describes a los bebes creo ke ubo un pequeño error o talvez faltaron algunas palabras porke habals de ke Nick es mas depierto y por eso lo ama mas, ke necesita el amor de una madre... creo ke kisite decir Noah?? y tmb cuando estan en Miami creo ke confundiste los nombres o talvez estoy mal pero bueno espero contestes mis dudas)).

Bueno continuando la parte de la cena y del momento ke deciden comunicarle a la familia todo muy bien haste ke decide Rose a expandir todo su veneno deberas ke cuando se lo propone esa Hembra es Mala!! jajaja el pasado si bien nos hace mas fuertes no siempre es lo mejor estar viviendo en el y Rose sigue en lo mismo debe dejar todo en donde es en el pasdo y estar mejor con ella misma y ser un pokito como Bella perdonar a los ke nos lastimaron ke la vida tarde o temprano las cobra... vamos Rose no empañes esta felicidad ke tenemos todos por verlos porfin juntos ke eso es lo ke todas keriamos.....

Bueno en la fiesta de Demetri bueno no me gusto mucho el pasado de la victoria pero ke podemos esperr del amogo de Edward el siempre viviendo de noche y ahora se casa con una chica ke saco de ahi solo esperemos ke sean buenas amistades para Bella y si bien ya le toco a el estar con la familia de bella aahora es momento de ke ella conozca a las pocas amostades ke tiene El.... Por un momento no entendi lo del agente secreto pero despues comprendi ke es el kien a investigado todo lo ke Edward le a peddido como lo de la mdre de Bella y esto ultimo lo de Charlote jejeje buena puntada pero si logre entenderlo...

Ahora en el viaje ke tuvieron con Alice y compañia, muy bien por ella en presentar a Bella como la madre de Noah y eso es ovio eso es lo ke ella a sido ladre de ese pekeño bebe ke no tiene la culpa de las estupideces ke cometio la otra y bien lo dice madre es la ke cria no la ke da a luz....

Para terminar yo no estoy tan segura de ke Edward estuviera pensando en su futuro juntos, hay cosas ke el debe de decir y sobre todo hablar con la verdad como por ejemplo lo de la madre de ella debe decirlo y no ocultarle nada si realmente la ama y asi poder contruir los castillos ke decis porke sino se pueden derrumbar y va a ser peor para los dos o talvez hay algo mas ke no lo deje dormir, porke ultimante veo ke el no duerme bien asi ke habla hombre no calles nada....
Como siempre rosas y no tomates jejeeje
Maginifico capitulo lleno de tanto amor aawww ke daria yo por sentir un amor como ese!!!

Besos a la priincesass y nos estamos leyendo..

Laurixx!!

Griselda dijo...

Por un momento pense en que le iba a decir que no pero oh sorpresa dijo que siiiii!!! Que emocion!!!
Cuando le dijo a Alice pense que pasa con ella porque no se emociona? Porque no reacciona como siempre? Pero creo que fue la sorpresa y el cansancio.

Lo del anillo de la abuela que padre muy buen punto para Edward eso le deberia de decir algo a Bella de que ella realmente es especial para el.
Pero claro no podian faltar los comentarios de Rose.
Pero bueno por lo pronto a disfrtar del amor.

Mama de Noah, me gusta y es muy cierto lo que dice Alice.
Y si es hermoso ecribir o leer sobre el amor.

Griselda dijo...

Rosas definitivamente rosas

ROCIO SCHNETTLER dijo...

Y ella le dijo que sí!!!!

Y él le entrego el anillo de la abuela jajaja en realidad a mi no me sorprende, pero entiende que para ella eso es super importante.

Y los detalles de la boda ¿Sabes que odio las bodas? jajaja

Y o.o obvio, Alice es la madrina!!!

Y, claro, Rosalie poniendo la nota gris... taaaan desagradable esa mujer!!! Ojalá los problemas que traiga no sean demasiado graves ¿Como podra con el remordimiento despues? ah?

Ese encuentro con Victoria y Demetri... no se, como que hay algo ahi.

Qué idilico final ¿cuanto durara? jajaja que mala que soy!!!

No te resistas!!!

No te resistas!!!

Más que Atracción