はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました

Disclaimer

Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de Stephenie Meyer, autora y creadora de la Saga Crepúsculo.

La trama y el desarrollo de los personajes son mi propiedad.

Seguidores

19 de octubre de 2011

Capítulo 30 - Yo Creo en el Amor







Capítulo 30 –  Yo Creo en el Amor
EPOV



Noah crecía bastante bien a pesar de ser prematuro, en su último control la pediatra nos comentó que su desarrollo físico y cognitivo estaba muy bien, además que era muy despierto y eso se debía a la estimulación que todos procurábamos para él, lo amo y mi familia lo adora.


Apenas cruzo el umbral de la puerta de mi casa cambio completamente la monótona vida de mi hogar, llenó de alegría ese espacio siempre masculino y sin luz, ahora él era el centro de todo lo se hacía en ella. Hasta mis empleados siempre compuestos y recatados se mostraban más alegres, quizás sumándole el hecho que Leah ya no estaba y que desde la misma noche que le pague para que saliera de mi vida, el aire y el ambiente se renovó.


-¿Esto es todo? – mire mi reloj que marcaba las 2 de la madrugada


-Si es mi última maleta – arrastro su equipaje hasta la entrada del penthouse – acá tienes la tarjeta del estacionamiento. Extendí la mano tomando lo que me entregaba.


-¿Estas segura que no se queda nada? No podrás volver a poner un pie acá – me miro llena de odio y rencor


-Es todo – acomodo su cartera en el hombro – me voy me esperan en la camioneta que pediste.


-Le informo a tu abogado los antecedentes del divorcio y el acuerdo al que llegamos – Leah asintió dando la vuelta para salir definitivamente de mi vida.


-Adiós Edward – cerré la puerta apenas salió y respire como hace muchos meses no lo hacía.


Camine hacía el cuarto de música, me senté frente al piano, hace tanto tiempo que no tenía la paz mental para tocar el marfil de las teclas, las que presione envolviéndome en los acordes y melodías profundos de la sonata Sueño de Amor de Franz Listz, la favorita de Carlisle.


Este era el momento, la instancia de ordenar mi vida, de retomar el rumbo y establecer las prioridades.


Hace ya un mes que Leah se había ido con ello me preocupe de agilizar los trámites del divorcio, en cuanto a la tuición de mi hijo me la entrego apenas entregue el pagaré con el monto que me pidió. El pronóstico es que el próximo mes ya sería un hombre libre nuevamente.


-Buenas tardes Sr. Cullen – me saludo Carmen apenas entre en casa.


-Buenas tardes Carmen – me afloje la corbata - ¿Noah duerme?


-Aún no Kate esta con él dándole de comer – me encamine hasta su dormitorio.


Ahí estaba la niñera sentada en la mecedora con mi pequeño, me acerque sigiloso para mirarlo mientras tomaba su biberón, Kate levanto la cabeza y me sonrió.


-Buenas tardes – yo asentí sin quitar la mirada de Noah quien cerraba sus ojitos – está cansando y relajado la señorita Isabella vino esta tarde a estar con él.


-Si me aviso que vendría – Kate retiro el biberón y comenzó a acomodarse para sacar el aire, pero me adelante – Yo lo hago – tome el pañal y me lo acomode en el hombro para tomar a mi hijo y sobar su espalda mientras me paseaba por su habitación.


Kate se puso de pie y nos dejó solos, en las semanas que llevaba de niñera de mi hijo aprendió fácilmente a respetar mis momentos de privacidad con él.


-¿Estuviste regaloneando con Bella? – le susurre mientras besaba su cabeza - ¿Verdad que es perfecta? – en respuesta Noah soltó un eructo fuerte por lo que reí. Nada me maravillaba más que la fragilidad de su cuerpo, la forma perfecta en que transformo mi vida.


Prontamente cambie sus pañales y lo acomode para que se durmiera, y cuando lo hacía me quedaba mirándolo, nada podría ser mejor ahora que estar tranquilo y tener a mi hijo sano a mi lado. Bueno si Bella estuviera junto a nosotros, las cosas sería aún más perfectas, pero no podía ofrecerle mi vida y mi amor, sé que ella no aceptaría sabiendo que estoy aun casado con la perra de Leah, la conozco lo suficiente como para tener que esperar a ser soltero nuevamente, de todas formas ella no merece menos que una vida sin complicaciones y yo estoy dispuesto a darle lo que quiera para tenerla en nuestras vidas.


Deje durmiendo a Noah, tome el monitor y lo lleve a mi dormitorio, comencé a prepararme para irme a dormir, en la mañana tenía una reunión con el término de dos de los casos importantes en la empresa y de verdad estaba cansado, así que prontamente me entregue al sueño.


Me desperté a media noche con los gorjeos de Noah, somnoliento me rasque la nuca mientras bostezaba camino al dormitorio contiguo de mi hijo.


-¿Qué pasa pequeño? ¿Tienes hambre? – me acerque para tomarlo de la cuna y al darme vuelta, entro Kate envuelta en una bata con el biberón en la mano, cuando me vio se sonrojo y bajo la vista, en eso recordé que no llevaba camiseta.


-¡Oh!  Lo siento sr. Cullen – mire a mi hijo que ya se impacientaba y extendí la mano en dirección a la niñera.


-No te preocupes, déjame a mí – ella pestañeo varias veces y no me entregaba el biberón – Me pasas el biberón por favor.


-Pero sr. Cullen, usted debería estar durmiendo y yo puedo darle el alimento al niño.


-Kate, es mi hijo – ella me entrego la mamadera  y se quedó en la puerta mientras yo me sentaba en la mecedora para darle de comer a Noah – puedes retirarte  - no la mire sólo tenía ojos para mi hijo que succionaba desesperado, sonreí acariciando su cabello cobrizo.




-Edward – me pase la mano por el pelo esperando que Jasper continuara – tenemos ya una selección de nuevos abogados para ingresar a la firma.


-¿Es necesario? – tome la carpeta que me extendió - ¿Cuántos cupos debemos cubrir?


-Sólo dos, necesitamos reforzar el área de derecho financiero y con respecto al área empresarial es necesario potenciar el departamento ya que es el área donde más demanda tenemos y las empresas nos piden exclusividad y sobretodo personalización en la gestión.


-Esta vez quiero que sea todo exhaustivo, no quiero repetir lo de Black – Mire a Jasper y este asintió.


-¿Cómo vas con el divorcio? – deje de leer los antecedentes del postulante y lo mire.


-Como lo acorde, sin contratiempos y dentro de unas dos semanas ya podremos firmar y volveré a ser libre.


-¿Leah no pondrá problemas?


-No, ella sale muy favorecida con el divorcio y la verdad que si tengo que pagarle más para cerciorarme que no volveré a verla, lo hare.


-Debes cerciorarte que no existan ningún resquicio en nada del acuerdo de divorcio. Yo no me fiaría de ella, ha demostrado que cuando saca las garras es letal.


-Yo mismo emití el acuerdo y los extractos, el abogado de ella no ha hecho más que aprobar los acuerdos tal como se lo expuse el día que ella decidió irse.


-Aun no me queda claro, que si ella decide irse de tu casa, porque le estas pagando tanto dinero.


-Solo me estoy asegurando de que no la vuelva a ver – Volví a tomar la carpeta – no quiero seguir hablando de ella, ni lo que hizo - Me concentre en los antecedentes nuevamente para no darle pie a que siga con el tema de Leah.


-Me voy entonces – se levantó en dirección a la puerta – revisa los antecedentes y me avisas, es necesario contratar lo antes posible.
Revise los documentos, firme alianzas y concrete una reunión mediante video conferencia con uno de nuestros clientes en Quebec. Junto a Ángela organizamos lo que quedaba de semana, así disponía de tiempo libre adecuado para estar con mi hijo. Acordándome de repente  que hoy cenaría con Bella, mire el reloj y cerré las cosas para ir a casa, donde de seguro ella me esperaba.

Entre a mi departamento expectante por verla, por disfrutar de ella y de mi hijo, camine por el pasillo hasta llegar al living, extrañándome que no estuvieran ahí, me volví al escuchar risas desde la cocina.


-…Mi nana lo golpeaba con la cuchara de palo cada vez que lo veía meterse en el refrigerador – la jocosa voz de Bella  fue interrumpida con nuevas risas – hasta que dejo de hacerlo de día, mi padre era muy cómico y un día Sue lo descubrió comiendo un pastel a medianoche… – Entre en la cocina y estaba Carmen, Kate y Bella que sostenía en sus brazos a Noah.


-Buenas tardes – todas alzaron la vista, pero yo me perdí en los ojos chocolates de Bella y en la forma que sostenía a mi pequeño.


-Señor Cullen – me saludaron mis empleadas al unísono.


-Edward – mordió su labio conteniendo la risa, se volvió a mirar a Carmen y Kate que continuaron con su labor – llegaste temprano – me acerque a ella muriendo en las ganas de besarla.


-Así es, ¿Cómo esta Noah? - Me quede mirando a mi hijo que dormía en sus brazos.


-Recién se quedó dormido – acaricio su mejilla – es un comilón – su sonrisa se extendió.


-Vamos a acostarlo – me lo entrego poniéndose de pie.


-Ok – se volvió a las mujeres que preparaban las cosas de la cena – Después le termino de contar la historia – ambas mujeres se comenzaron a reír.


Entre al dormitorio de  Noah con Bella detrás mío, deje a mí pequeño en su cuna y al darme vuelta Bella estaba sentada en la mecedora con un peluche de hipopótamo en las piernas.


-Te ves muy bien en tu rol de papá – me acerque a ella y tome su mano haciendo que se levante.


-¿Te puedo saludar ahora? – ella levanto la vista mordiendo su labio y asintió levemente. Me acerque y bese su mejilla sintiendo el calor abrazador.


-Me alegro que estés acá  ¿Cómo has estado? – miro alrededor y se acercó a la cuna de Noah sonrojada.


-Bien – me devolvió la mirada cómplice – asumiendo muchas cosas y replanteándome otras. – Miró nuevamente a Noah -  No puedo entender como una mujer no puede querer a su hijo, y decide abandonarlo – me tensé al escucharla yo sabía que era un tema delicado para ella, por lo que alguna vez había escuchado en su conversación con Esme y por lo que ella misma me conto de su madre.


-No todas las mujeres son como eres tú Bella – perfecta, hermosa, deseable… - eres magnifica.


-Si yo fuera madre – alzo la vista soñadora – es decir… - mordió su labio – aunque el mundo se fuera  a acabar jamás abandonaría a mis hijos, pueden pasar miles de cosas pero nunca dejas de ser madre… - me acerque a ella y la abrace.


-Isabella – mi voz sonó como un ronroneo, porque la imagine con su vientre redondeado y la luz de la maternidad deseada, más aun si ese fuese mi hijo, un hijo de Bella  y mío – No hablemos de cosas tristes, disfrutemos de estar un rato juntos – ella asintió y tomando mi mano, salimos del cuarto de Noah que por las próximas 2 horas dormirá plácidamente.








Estacione afuera del edificio donde firmaríamos el acta de divorcio. Estaba expectante porque sabía que a partir de ese momento podía disponer de mi vida y la sombra de Leah jamás volverá a ser una molestia. Subí por el elevador hasta una oficina tan común y decorada de tan mal gusto, me anuncie a la secretaria que al mirarme acomodo su vulgar escote.


-Sr. Cullen – me gire en dirección al hombre que me llamo, el abogado de Leah.


-Charles, buenas tardes


-La Srta. Leah está esperando.


-Mientras antes terminemos esto mejor. ¿Usted me indica? – lo seguí por el pasillo hasta una sala de reuniones donde estaba Leah sentada esperando.


-¿Desea usted algo de beber? – pregunto el abogado, mientras yo tomaba asiento.


-No, gracias – me volví a mirar a Leah, quien estaba muy delgada y su pelo recogido en una cola, su maquillaje recargado, no había nada de aquella mujer glamorosa y bella que alguna vez fue – Buenas tardes Leah.


-Lo serán para ti – me taladro con la mirada, llena de odio… sonreí porque en mi vida he visto mujer más ridícula que ella - Podríamos firmar pronto – afirmo mirando a su abogado.


-Claro, estos son los documentos, los revise concienzudamente Srta. Leah, será usted muy beneficiada económicamente por parte del Sr. Cullen – le extendió la carpeta donde ella firmaría.


-Espero que así sea Charles – tomo los papeles y el bolígrafo – eres mi abogado, para eso te estoy pagando – mire el intercambio divertido por la situación, Leah firmo y el alivio en mis hombros fue notable.


-Quisiera dejar en claro Leah – apoye mis codos en la mesa entrelazando mis dedos – no quiero verte cerca, nunca más… si llegas a aparecer por mi casa o a la de mi familia, o intentas algún tipo de contacto, sea cual sea la razón, dejaras de recibir tu manutención. ¿Te quedo claro eso?


-Está claro en el acuerdo Sr. Cullen – respondió rápidamente el abogado – miro a Leah que arreglo su cabello indiferente a mi comentario mirando hacia otro lado – La Srta. Clearwater está al tanto y sabe la importancia de esa cláusula.


-Bueno eso es todo – le devolví la carpeta con los documentos firmados y guarde mis respaldos. Leah miraba fijamente los documentos que quedaron en la mesa y yo me puse de pie – Espero no tener que verte nunca más – me di la vuelta y salí de esa oficina, dejando atrás el peor error de mi vida.






-¡Pide tles deseos tío Ed! -  gritó Emma parada en la silla de mi comedor donde toda la familia estaba reunida para celebrar mi cumpleaños. Me concentre en soplar las velas incandescentes pero estas volvían a prenderse, note como Bella y Emmett se desternillaban de la risa.


-¡Vamos hermano! ¿Ya no te queda aire a los 32? – lo fulmine con la mirada y Rose le golpeo el hombro provocando que riera más fuerte.


-¿Emma me ayudas con las velas? – los ojitos de mi sobrina brillaron y comenzamos a soplar fuerte hasta que definitivamente las velas se apagaron.


-Felicidades hijo – mi madre me rodeo en un cálido abrazo, el que respondí. Sentí el palmoteo en la espalda y voltee a abrazar a mi padre.


-Te quiero hijo – cuando nos soltamos, Bella tenía a Noah en sus brazos y ella estaba radiante de felicidad.


-Felicidades papi – dijo simulando la voz de mi bebé quien al tenderle las manos me mostro una gran sonrisa sin dientes, la ame más por ese gesto.


-Ven campeón… - lo tome en brazos y Bella me abrazo, besando la comisura de mi boca, sonrojándose por su osadía – feliz cumpleaños Edward, que esta nueva etapa sea la mejor de tú vida.


-Si estás tú a nuestro lado, ten por seguro que así será – le susurre al oído, sintiendo el leve estremecimiento de su cuerpo.


 Comimos el pastel, en el living viendo la liga de beisbol y disfrutando por primera vez toda la familia en mi departamento.  Emma jugaba en la alfombra con algunos juguetes de Noah y Nick que estaban en sus sillitas mecedoras, ella le hacía gestos y mohines.


Me apoye en la pared de la entrada del living, sintiendo plenitud, por primera vez en toda mi vida, me sentía pleno y aunque esto se contradice con todo lo que creía hace unos meses atrás, y dolía tremendamente darme cuenta cuan equivocado estaba, ahora me sentía feliz porque podía disfrutar de mi hijo y ofrecerle a Bella Swan algo más que ser una amante cualquiera.


-Ya se está haciendo tarde – dijo Alice levantándose y tomando a Nick desde la silla mecedora - ¿Vamos? – miro a Jasper y Bella y ella tomo a Noah en brazos.


-Yo me iré después, así ayudo a Edward ya que es el día libre de Kate – me miro y le sonreí – hoy me quedo en mi departamento.


-Bella, ¿Cuál es el afán de estar tan sola en ese departamento? – le increpo Jasper paternalmente.


-Amigo… no tengamos la misma conversación cada vez que lo hago – ella le sonrió y acaricio su rubio cabello, me di la vuelta para acompañar a los demás que también se iban. Esa manera tan cercana de ellos muchas veces me trastorna…


-La pase genial hermano – Emmett me abrazo fuertemente pillándome desprevenido– ves que es fácil ser más entretenido, hasta mejor cara tienes.


-Idiota – le plante un combo con fuerza en el hombro provocando que me mire ceñudo - ¿te dolió? Merecido lo tienes – sonreímos ambos cuando Rose le pasaba a Emma que se había quedado dormida.


-Cuídate Rosalie – me despedí.


-Tu igual Edward, ya sabes que si necesitas ayuda en algo con Noah puedes pedírmelo – asentí.


-Gracias.


Ellos  y mis padres se fueron del departamento y volví al living donde Jasper ya estaba listo con Nick en sus brazos y Alice tomando la mecedora para irse, me fije en Bella que los miraba ansiosa, mientras Carmen  recogía las cosas que habían quedado.


-Hermanito, recuerda que mañana el almuerzo es en casa de Emmett, no llegues tarde.


-Enana – me agache a abrazarla – ahí estaré.


-Edward Cullen, te juro que si la haces sufrir otra vez, me encargare de desmembrarte personalmente – me susurro al oído, para cuando me soltó volvió a sonreír - ¡Nos vemos mañana! – No me dio tiempo para responderle y me quede en el mismo lugar mientras salían y Bella los acompañaba…


Cuando escuche la puerta cerrarse y que Bella no volvía, salí del trance que me dejo Alice, ¿Cómo puede pensar que dañare a Bella nuevamente?  Entre en la cocina donde estaba Carmen colocando la loza en el lavavajilla y Bella batiendo el biberón de Noah.


-Lo dejo hecho para que se enfrié un poco – miro su reloj – te apuesto que se despierta con hambre – la sonrisa se extendió en su rostro.


-Tomemos un café mientras, en el living – mire a Carmen y ella asintió, le tendí la mano a Bella y ella gustosa la tomo.


Nos sentamos ambos en el sillón grande, ese donde hace meses atrás ella me cuido y donde ella misma durmió. Tome el control remoto del equipo de música y lo prendí dejando suave música, para poder disfrutar con ella.


-¿Lo pasaste bien hoy? – apoyo su cabeza en mi hombro y yo la rodee con mi brazo acercándola más a mí.


-Muy bien – aspire  el aroma de su cabello – hace años que no celebraba mi cumpleaños – ella tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos.


-¿Por qué no celebrabas? – su calor maravilloso me embargaba por completo.


-No era importante para mí – ella suspiro – creo que lo considere una pérdida de tiempo.


-A mí me gusta mi cumpleaños – levanto la cabeza mirándome pero sin soltar nuestras manos – lo que me pone incomoda son los regalos y la atención de la gente – me reí - ¡oye! No te rías es verdad, nunca la gente es tan atenta como cuando estas de cumpleaños… y eso me incomoda.


-Eres enigmática Bella – volvió a apoyar su cabeza en mi hombro, y nos quedamos ahí en silencio disfrutando del momento y de la suave música, de repente me acorde cuando Black aún era parte de la vida de Bella


-¿Regalo para su esposa? – Pregunte

-Sí, es para mí Isabella, hoy cumplimos seis meses de casados, espero le guste. Ella no es de aceptar muchos regalos.  – dijo Sonriendo.

-Todas las mujeres son felices con joyas y compras – Porque ella tenía que ser la diferencia

-Mi Bella, no. Es la excepción de la regla  - Las puertas se abrieron antes que le pudiera decir más.

-¿Siempre fuiste así? – suspiro y apretó mi mano - ¿lo de los regalos?

-No… recuerdo cumpleaños maravillosos y felices… - se acomodó y yo la acerque mucho más a mí -  hasta que Renné se fue entonces mis cumpleaños eran extraños, había mucha gente, Charlie alquilaba un local donde parecía invitar a todos los niños de Seattle… creo que lo hacía para que no la extrañara – subí mi mano para acariciar su pelo sedoso.

-¿No has querido saber nada de tu madre? – recordé el informe de Demetri donde estaba todos los datos de la mujer, por si Bella la quisiera contactar.

-No, ya ha pasado tanto tiempo – Carmen entro con una bandeja y dos tazones, nos sonrío al vernos.

-Gracias Carmen – le dijo Bella tomando el tazón - ¿endulzante? – le pregunto.

-Como le gusta – le respondió Carmen con ternura, extendiéndome el tazón a mí y dejando la bandeja en la mesa de centro - ¿desean algo más?

-No, nada más. Puedes ir a descansar.

-Gracias, buenas noches – tome un sorbo de café mirando a Bella que soplaba sobre el tazón.

-Me cae bien Carmen, es tan amorosa me recuerda a mi nana…

-¿Extrañas Seattle? – tomó de su café disfrutando el sabor - ¿Te gustaría volver?

-No lo extraño la verdad, es que  siempre quise salir de esa ciudad – me quede mirándola extrañado – es verdad – respondió a mi pregunta silenciosa – siempre quise viajar ir a conocer el mundo. Con Charlie salimos fuera del país pero por poco tiempo y casi nunca donde yo quería. Así que cuando quise hacerlo mi padre se enfermó y no pude viajar.

-Yo he viajado bastante, pero nunca realmente por placer.

-Eres un hombre de trabajo al 100% - se rió de mi - ¿te complicas mucho ahora que debes dividirte en ser un gran abogado y padre a la vez? – deje la taza sobre la mesa y tome la de ella depositándola al lado de la mía.

-Cuando nació Noah, el mundo cambio para mí… hace un tiempo te respondería que era imposible, que jamás dejaría de ser lo que soy. Pero ahora nada tiene valor sin él – me miro enternecida y yo moría por besarla – Bella…

-Mmmm – sonreí acariciando su mejilla, me miro fijo a los ojos y me perdí en ese mar chocolate, me acerque lentamente para besarla, sus suaves labios se entreabrieron justo cuando el llanto de Noah se hizo presente en el monitor, apoye mi frente en la de ella y ambos sonreímos – creo que tiene hambre el pequeño Cullen.

-Así es – ella tomo mi rostro y estampo sus labios en los míos y me soltó poniéndose de pie, y saliendo seguramente en dirección a la cocina.

Me levante lleno de expectativas porque ella quería esto tanto como yo y por fin no había nada que se interpusiera entre ambos, podíamos ser felices.

Entre en el dormitorio directo a la cuna donde mi hijo demostraba la fuerza de sus pulmones, me acerque y lo tome en brazos en el momento justo  que Bella entraba con el biberón listo.

-Déjame darle su biberón, antes que despierte a todo el edificio – ambos nos reímos, mientras ella se sentaba en la mecedora y yo le entregaba a Noah – vamos mi niño, ahora a comer – desesperado tomo la leche mientras Bella se mecía lentamente y le tarareaba una canción de cuna.

Me sostuve en la baranda de la cuna, abrumado por los sentimientos, ella llenaba mi vida junto a mi hijo. Tal como la primera vez que lo vio e hizo exactamente lo mismo, ella le entregaba amor y ternura. Mi corazón golpeteaba mis costillas, no era capaz de canalizar todo lo que estaba viviendo, sólo ellos las dos personas que amo en el mundo…

Noah termino su biberón y Bella lo acomodo en su hombro para sacarle el aire, indiferente a todo lo que estaba sintiendo… para ella esto es tan natural, tan hermosamente natural.

-¿Qué sucede Edward? – alzo una ceja aun sobando la espalda de mi hijo y se puso de pie acercándose a mí - ¿está todo bien?

-Te amo Isabella, como nunca ame a nadie… te amo – Los abrace a ambos, no esperando respuesta de ella, solo llenándome de la veracidad de mis palabras. Finalmente la solté solo un poco, para mirarla y sus ojos brillaban, llenos de ternura y miles de cosas que no me decía.

-Edward – se empino aun envuelta en mis brazos y sus labios rosaron los míos sedientos de ella, tan perfecta, tan hermosa… - Eres tan dulce – se apoyó en mi pecho respirando fuerte, mientras mi corazón martillaba acelerado lleno de su calidez. Bella se separó de mí, sus mejillas arreboladas y el ritmo en que su pecho subía y bajaba me indicaba que ella se estaba conteniendo.


Dejamos a Noah dormir en su cuna, tan placido y tranquilo… la abrace por la espalda sintiéndome dueño del mundo al tenerla a mi lado, protegiéndola de todo. Sin hablarnos salimos del cuarto, de la mano nos fuimos nuevamente al living.


-Eres tan hermosa – hundí mis manos entre su cabello tomando su boca, y esta vez ahí estaba los anhelos, los deseos y sobretodo el amor – Te amo tanto Bella – me volví a adentrar buscando su lengua suave, ella respondía tan acompasada y rítmicamente mis besos. Nos dejamos caer en el sillón, besándonos… me sentí en la gloria cuando un gemido se escapó de ella. Tendidos en el sillón, amoldándonos como perfectas piezas de un puzzle… buscando aire nos separamos, quedando unidos por nuestras frentes mirándonos fijamente, ella con sus manos en mi nuca y yo sosteniéndola por la cintura, porque estaba seguro que jamás la dejaría ir…


-Te amo Edward… - su pequeña mano trazo el contorno de mi rostro y yo no podía dejar de mirarla – hace tanto, que te amo… - ella se giró en mis brazos y quedando casi sobre mi pecho, me beso... un beso maravilloso, su lengua entro en mi boca provocando miles de sensaciones. Mis manos recorrieron su espalda cubierta con una suave blusa.


-Te amo Bella – susurre ronco contra su boca, bajando por su cuello, lamiendo su cremosa piel, deleitándome con su aroma a mujer… arqueo la espalda al sentir mi lengua, dejando a mí merced su cuello – eres tan hermosa, tan perfecta – tomando su cintura me incorpore para sentarme en el sillón, maravillándome en la agitación de su pecho, y sus suaves jadeos. Tire de ella para que se siente sobre mí, porque quería que ella marcara el ritmo, que ella me diera lo que quisiera, porque lo que fuera lo recibiría gustoso.


-Edward… - el ronroneo de su voz me hizo abrir los ojos, mientras sus manos abrían mi camisa – dímelo de nuevo – a horcajadas sobre mí, su lengua suave y húmeda lamio mi oreja y mordisqueo el lóbulo, me estremecí.


-Te… - jadee al sentir sus manos recorrer mi pecho – amo… - metí mis manos bajo su blusa buscando su piel, nos estremecimos ambos cuando mis manos llegaron a sus costillas, abarcando su contorno, bajando por la curva de su cintura estrecha, hasta tomar sus caderas… ambos jadeamos cuando nuestros sexos se rozaron… Ella tomo mi boca mordiendo mi labio suavemente y eso me volvió loco y la apreté más contra mi cuerpo… con dolor debía parar si ella no quería más, porque ya estaba llegando al punto de perder la cordura. –Bella… - susurre mientras ella se perdía en mi cuello y se retorcía sobre mí – me vuelves loco – mordisquee su clavícula,  me moría de ganas por sentir su piel, y hundirme en su calidez, por tomarla y hacerla mía. Se volvió a mi boca parando sus movimientos y sus besos solo mirándome, si ella me dejaba así no saldría de la ducha en horas…


-Hazme el amor – susurro, tome su boca con fuerza, mientras la alzaba y se enlazaba en mi cintura con sus largas piernas. La seguí besando y ella bajo de mí, tomando mi mano, la abrace por la espalda y la guie hasta mi dormitorio una vez en el umbral, la gire para volver a besarla, amando su calidez… - te… deseo Edward – termino de sacar mi camisa que cayó al suelo.


-No sabes cuándo te deseo – tome su blusa sacándola por sobre su cabeza – Isabella… mi Bella – la alce para acostarla suavemente en la cama, pasando las yemas de mis dedos por el contorno de sus senos, la mire cuando corrí una de las copas de su sostén, sus ojos estaban más oscuros y brillantes, su boca estaba tan roja  - me encanta este color en tu piel – libere su rosado pezón, me lamí los labios antes de tomarlo en mi boca, tan duro y tan suave, busque su otro pezón lamiendo nuevamente, mojándolo… sus jadeos y la forma en que sus vellos se erizaban con mi toque me ponían cada vez más duro, más expectante por tenerla para mí. Solté su sujetador liberando esos hermosos pechos, lamí toda la piel que encontré, mientras ella jugueteaba con mi pelo, tironeando… - Eres adorable, una diosa, mi diosa…– cuando llegue a su ombligo, me incorpore mirándola, toda dispuesta para mí, me acerque a su rostro, delinee con mi nariz su mandíbula, me hundí en su cuello, aspire el aroma de sus pechos, me llene de ella… de la mujer que amo, porque por primera vez haría el amor.



::::::::::::::O::::::::::::


¡¡¡Wow!!!
Espero miles de comentarios

Un beso

Axavenus

17 comentarios:

Silvia Farro dijo...

dios escucho mis plegairis y despuues de r4ezar arrodilladda sobre chapitas....al fin!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! lo justooo!
gracis por este precioso capitulo!mi mano izquierda enyesada y yo te agradecemos

Rina dijo...

Miles noooooo milllones soy capaz de pasarme cada día hasta el jueves que viene solo para recordar este momento glorioso y dejar mi felicidad expresada en un comentario amiga al fin!!!!!!!!!!! Oh my god!!! si que me hiciste sufrir creo que jamas en mis 24 años amiga sufrí tanto por una relacion tan turbia y enredada como esta me la devia y que mas decirte me dejaste mas que conforme creo que mi cupo de felicidad por este año se lleno con este maravillosos e intenso cap linda simplemente agggwww!!!! Woooww!!! el mejor por lejos!!!!!!! cariños para ti y tu princesa creo que cada día que pasa es un pedacito mas de nuestras vidas amiga gracias por compartir ese don de ser mama con quienes aun soñamos algún día con serlo. Eres increíblemente talentosa. ♥♥♥

Sary Madera dijo...

Por fin despues de 29 capitulos llego la felicidad...!!!

Este capitulo esta hermoso..!

Por fin Ed se quita de encima a la desgraciada esa de Leah...!

Y la paternidad si que le sienta super bn a Ed, ahora comparte con total felicidad con toda si familia, se dio cuenta que no todo es trabajo y dinero... Como puede un ser pequiñito cambiar alguien tan radicalmente...? Eso es tan tierno...

Y lo mejor que por fin ya se dijeron que se Aman...!! Que feliz me siento por eso... Ojala eso no cambie...

Definitivamente espectacular...!! Gracias por compartir esta historia ..!!
Besitos!!!

Anita dijo...

Hace poco comence a leer tu historia y me parece genial! Mis Felicitaciones!!
Este capitulo me gusto y solo espero que Edward no se ponga mal cuando vea que no es la primera vez de bella

Anónimo dijo...

Al fin se les dio!!!Ambos merecian este momento de sinceridad y amor luego de vivir tanto dolor y sufrimiento,luego de cometer tantos errores y de pelear tantas batallas propias y ajenas!!!!!Genial capitulo Axavenus!!!Besos!!!Marchu

Liliana dijo...

Me dieron ganas :$

Xandra Zambrano dijo...

ME GUSTABA MAS Cuando ella lo hacia sufrir... me hubiese enkantado que el sufriera mas por ella... asi ... como que no... pues el la izo sufrir demasiado para que ella enseguida caiga a sus pies... que boba es bella.


edward se merecia sufrir mas de lo que le izo sufrtir a edward... ahy este cap si que no me gusto nadita.


asi que chika aver como le aces para que el sufra poir que se lo merece

Paola Isabel dijo...

Al fin!!! Dios se les hizo realidad a los dos...
Bella ya tienes que andar soñando con que Edward te haga el amor, ahí lo tienes en vivo y en directo...
super la manera como se dio.
No se xq tengo una sospecha de Leah, parece que algo se va a podrir en Dinamarca, con esa mujer uno no sabe que esperar. buuuuuuua me da asco.
Feliz cumpleaños Edward,
¿te gusto tu último regalo? de Bella solo para ti.
Lindo todo.
Besos, nos leemos.

Mell....k dijo...

omg axavenus!! me dejastes con la boca abierta, no puedo todavia que ed le haya dicho lo que siente, y que ella tambien le haya dicho las cosas lucida...
me encanto el cap y mas por como se estan dando las cosas, y el final me mato solo espero que haya sido real y no un simple sueño o fantasia de ed!!!
lo que me emociono mucho fue saber que noah esta creciendo y evoluciando, aunque me da pena de que no vaya a conocer nunca a su mama..
en fin muy bueno el cap..
nos estamos leyendo bss y muchas bendiciones para ti y para annie que esta preciosa...

laurix dijo...

por fin puedo entrarrrr!!! jejejejejeje... pero estoy en el trabajo asi ke tendre que cortar esto ahora si no me corren jajaja ahorita sigo ok Besitosss

Por certo mi querida Jo. espeluznante..... tal parece que tu y Roc. se ponen de acuerdo para dejarme mordiendome las uñas porke Por dIosss!!! ke magnificas Historiasss... Las AmoOO!!!

nydia dijo...

OMG dios nena me encanto te quedo fascinante por fin ellos estaran juntos ya era hora..........Besos y gracias por públicar....

Unknown dijo...

Awww!!!!
Esta Genial! me encanta como va la historia... Felicitaciones ;)

laurix dijo...

Ahora si como DIos manda aki esta mi comentario!!!....

Bueno el principio me gusto como detallaste la partida de esa PERRA!! fue poco pero me quedo satisfecha ya no hace falta comentar mucho de ella porke no vale la pena esa mujer, consiguio lo ke siempre kiso lo material para ella era lo mas importante y ke bueno ke llegaron a ese acuerd y ke nunca mas se aparezca en las vidas de los Cullen...

Muchas piensan ke Bella tenia ke hacer sufrir mas a Ed pero yo pienso lo contrario porke creo ke ellos ya habian sufrido bastante por separado y estaban con personas ke no amaban, ahora ellos estan libres y creo ke ya era hora de ke porfin estuvieran juntos, se aman siiii lo dijeron los dos SE AMAN!!!! y no hay por ke seguir sufriendo cuando ambos estn en plena libertady seria un sacrilegio si fueran indiferentes con sus sentimientos, asi ke, ke bueno por ellos la culminacion de su amor kedo fascinante pero claro dejaste lo mejor para el siguiente cap. jejejejeej, MALA!!
Bueno ahora veremos como resulta todo esto y ke no pase nada malo con el comienzo de este amor ke se prfesan, Bella sera la madre ke Noah necesita ella lo ama demasiado y como dice el seria genial verle una pancita, el fruto de su amor.

Edward, me encanto como habla, la manera que puede disfrutar a su familia sin ser ese ambicioso y manipulador ke era meses atras ke no todo en la vida es dinero ke tmb se necesita amor para ser feliz y eso es algo muy valioso ke esta aprendiendo, ese Noah lo a cambiado por completo, es maravilloso como una personita puede mover todo tu mundo.....

Ahora las preguntas mas importantes
Habra otra piedra en el camino ke les impida Felicidad?? Se quedaran juntos??.... eso lo sabre con el paso de la historia, pero realmente espero ke sean felices...

Aaahh se me olvidava, que reaccion tendra Ed cuando vea ke Bella ya no es virgen, jejejeje ÑAKA,ÑAKA!!!! (creo ke me robe esa frase, jijijiji, pero claro debe entender ke ella no lo iba a esperar toda la vida, ademas si el estuvo con otra porke ella no??...

Bueno espero te aya gustado mi comentario y te mando besitos y a la princesa tmb.... nos estamos leyendo

besoss!!
Laurixx!!

michelle dijo...

hay ya quiero ver el prox capitulo!!simplemente este fic me encanta, por cierto cuantos capitulos planeas que sean }???' espero no sea indiscrecion jejejej nada mas es curiosidad

Griselda dijo...

No lo puedo creeer despues de tanto esperar siiiiiiiiiiii por fin!!!!!
Y si te mereces muchos muchos comentarios :D
Haber empecemos: Los bebes son la alegría de hogar, como no iba a cambiar todo alrededor de Edward con ese pequeñin.

El odio que tiene Leah hacia Edward es de preocuparse porque puede que no se presente pero puede que sea indirectamente que alguien le ayude no? (hay tengo tantas teorías jajaja)
Que tierno que imagine a Bella embarazada de un hijo de los 2.

Soy muy desconfiada y no confio en Leah ni en el abogado pero bueno ya firmaron yupi!!!
Por que le molesta tanto la relacion de Japer y Bella?? (te digo yo y mis teorias)
Eso de que se quedaran solitos ya empezaba a decirnos algo jajajaja pero todo podia pasar...
Aush espero que Bella no encuentre los documentos de su vida que Edward tiene porque si no...
Fue tan emocionante cuando le dijo que la ama grite de emocion!!!!
Que aventada Bella heee.
Super Excelente capitulo!!!

http://Karina.qc// dijo...

Bueno aquí estoy dejando mi comentario, como buena lectora, sorry por la tardanza, pero la U me tiene colapsada.

Ahora sí:

Lo ameeeeeeeeeeeeeé!!!!!!!
De verdad que sí, me encantó, me emocionó mucho que por fin puedan estar juntos, que Noah, haya llegado a la vida de ambos para poner las cosas en su lugar y sobre todo para sensibilizar a Edward frente a la vida...

Ver el gran cambio de él, a como comenzó la historia es impresionante... un hombre duro, con su vida tan clara y sus objetivos tan dispuestos a ser cumplidos... pero tuvo que llegar una niña muy diferente a él y un hijo que planeó, pero que llegó a hacerlo cambiar, para que se diera cuenta de que vivir la vida sin dirigirla es mejor, disfrutar de la paz que te entregan los seres que amas cambia toda tu perspectiva de la vida....

Lo que más me encantó, fue cuando se entregaron a esa pasión llena de amor y ambos se profesaron a rienda suelta palabras de amor.

Ayyy!! De verdad fue un cap. tan tierno, tan humano... Te pasaste... los detalles son perceptibles frente aquellos que nos emociona una narración tan delicada

Gracias x deleitarnos con tu escritura :)

Ahora al siguiente cap...

Rocío dijo...

¿Que diran los medios del divorcio de Edward? jeje no es que me importe, pero el tiene una vida publica y el que tu esposa tenga un hijo y al par de meses salga chuteada a la calle con un buen billete en el bolsillo, es algo que da que hablar.

El que dirán buuuuu buuuu es algo peligroso si cae en malas manos.

En fin, solo estaba desvariando jaja.

Que bien que el sea un buen padre, atento, preocupado, dedicado, que sepa dejar todo de lado por su niño, que es su mayor amor...

Jasper! yo tampoco me fio de Leah, es una mujer demasiado desequilibrada.

jaja es un comilon!!! AL PADRE SERA!!

¿No creen que es emocionante cuando te gusta alguien y arreglas todas las cartas para que "esa noche" sea "la noche" y como a ratos se te viene el animo abajo y piensas que esta todo mal y al final... sucede?

oh, si, asi me senti con este capitulo, el momento tan esperado, se veia venir, pero ninguna estabamos seguras de si ocurriria o no y cuando bella le dice a alice que ella se quedara por k es la noche libre de Kate aaaaaaaaaaah uno dice pillina!!!! y esta todo tan bien y el esta a punto de besarla y... llora el bebe JAJAJAJJAJAJJ jajajajajajaj
GENIAL!!!

Pero valia la pena, por verla alimentando a su amado Noah (jaja, si me encanta el nobre, ya lo dije) por ver lo perfecta madre que es y recordarle una vez mas el tamaño de su estupidez.

Y valio la pena porque despues de terminar con las responsabilidades, jiji, LO hicieron!!!! AL FIN!!! y fue magnifico y tan diferente, Edward siendo delicado, romantico, es como si hablaran de otra persona.

bravo!! a ver cuanto nos dura la felicidad jijiji

Te quiero mucho, amiga,

Rocio.

No te resistas!!!

No te resistas!!!

Más que Atracción