はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました

Disclaimer

Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de Stephenie Meyer, autora y creadora de la Saga Crepúsculo.

La trama y el desarrollo de los personajes son mi propiedad.

Seguidores

6 de febrero de 2012

Epilogo





Capítulo 46 – Epilogo



La luz del amanecer se filtró entre las cortinas, era una luz clara de inicio de del verano, ese rayo juguetón que se coló deslizándose hasta caer caprichoso en el rostro de Edward, este se remueve hundiendo la cabeza en el pelo de su amada mujer. Entre dormido y despierto sonríe, desliza su brazo debajo del plumón blanco y alcanza el vientre redondo, aún con los ojos cerrados disfruta del calor que emana su piel y sobretodo de esa especie de energía que es la vida tomando forma.

De pronto un golpe, justo en el centro de su mano, abre los ojos porque es algo que él nunca ha vivido, se queda inmóvil, esperando que vuelva a ocurrir, pasan los minutos y esa sensación se va desvaneciendo, vuelve a mover en círculos su mano en la redondez del vientre,  y ocurre nuevamente, pero esta vez Bella se despierta y se gira con rapidez poniendo la mano sobre la de él.

-¿Lo sentiste? – le pregunta con los ojos somnolientos, Edward asiente enternecido, baja el plumón cálido dejando al descubierto en vientre de Bella, se agacha y le besa panza.

-Hola bebé – susurra sobre la piel y sigue acariciando buscando nuevamente la manifestación de vida - ¡has conseguido que mami se despierte! – Bella se ríe vibrando, el trino de su risa hace sonreír a Edward – te amo tanto cariño – se empina para alcanzar su boca y la besa. -¡Al fin dejo que lo sintiera! – levanto las manos con ademanes teatrales, pero vuelve a bajar la mirada pensando en todos esos meses esperando que su hijo reaccionara a su voz y sus caricias… y él se hacia de rogar – ¿Qué eres?...

-Un alien… - responde Bella con voz de bebé y se larga a reír, Edward no le hace caso y apoya levemente la cabeza en la panza, sigue acariciando.

-¿Una nueva princesa para papá o un nuevo vaquero para mamá? – las tripas de Bella suenan bajo su oído y el cierra los ojos divertido. ¿Existe otra manera más maravillosa de comenzar el día? Se pregunta. -¿Desayuno amor?

-Jugo de naranja recién exprimido… - Bella lo ve levantarse, su pantalón de pijama esta justo sobre la curva de sus nalgas respingonas, se muerde el labio recordando las veces que ha clavado las uñas en ese trasero tan musculoso. Lo ve ponerse una camiseta y todo el movimiento revela lo fibroso de sus músculos.

-¿Te gusta lo que ves? – Edward la mira desde el reflejo del espejo sonriendo con picardía.

-Me fascina… - responde ella, sentándose en la cama, acomodando la camiseta de él bajo su vientre – eres mi perdición.

Edward sonríe y sale de la habitación estirándose a propósito, sabiendo lo que las hormonas provocaban en su mujer.

Isabella, acomoda las almohadas, toma el elástico del velador y comienza a tejer una trenza en su cabello, nuevamente caoba, se siente plena… ya no tiene miedos y dudas, Edward es todo lo que siempre deseo y mucho más, sus hijos están creciendo bien, la salud de Noah es buena y aunque constantemente tiene que hacerse análisis las noticias siempre son favorables. La princesa de la casa es otra cosa, conversadora por todos, alegre y traviesa, siempre buscando que hacer, donde dibujar y todo el día disfrazada de su princesa favorita, “La Bella Durmiente” ¿Por qué?  Simplemente porque es Bellita como su mami…

La puerta se abrió y entro Edward con una bandeja llena de los posibles antojos que al bebé se le pudieran ocurrir.

Apenas Edward deposito la bandeja ella se apodero del jugo de naranja, saboreo la acidez y el fresco dulzor en el fondo de su garganta, sintiendo esa saciedad características de los antojos.

Él la miraba fascinado por la expresión de placer que le provocaba un simple jugo de naranja, sonriendo le extendió una tostada con mermelada de frambuesa.

-Tú si sabes lo que me gusta – le beso los labios y tomo la tostada llevándosela a la boca, haciendo ruidos de satisfacción. Edward tomo el otro vaso de naranja y se lo tomo al seco, nunca le han gustado mucho las cosas ácidas, pero es vitamina pura.

-¿Los niños aun no despiertan? – pregunto Bella mirando hacia la puerta soñadora.

-Es el primer día de vacaciones mi amor – toma el bol con cereales y comienza a comer - ¿a que hora es la ecografía?

-A las tres – Bella deja una orilla de su tostada en la bandeja y sigue tomando de su jugo - ¿Quieres saber que es a estas alturas?

-No lo sé... quizás quiera la sorpresa – contesta recargando su cabeza en las almohadas - ¿Crees que es el tiempo de pensar en nombres? – la ve asentir mientras se chupa un dedo con rastros de mermelada.

-Si es niña… pensaba algo así como juntar los nombres de Esme y Renné – Se miraron y ambos negaron, la conjunción no era bonita – Lo que si se es que si es niño me gustaría que se llamara Anthony, como tú abuelo.

-Me gusta eso – respondió Edward, tocando el pelo que se desprende de su trenza improvisada -  si es niña yo he pensado en Elizabeth – Ella lo miro y sonrió

-Es bello, con clase y muy Jane Austin – se burlo pero al final se estiro para besarle los labios – me gusta de verdad amor.

-¿Por qué se besan tanto? – pregunto Noah intrigado, desde la puerta. Sus padres siempre están así abrazados y besándose… en el colegio las niñas todo el tiempo quieren besarlo y a él no le gusta.

-Se aman, es como los prínchipes y las princhesas – le dice Carlie pasando debajo del brazo extendido de Noah y corre hasta la cama, pero se acuerda del bebé, así que frena y se sube suavemente. Ella quiere que el bebé sea una niña, así sería Cenicienta o Blanca Nieves… Mira a su papá y se pone entre sus piernas, mientras su hermano se acomoda al lado de la mamá.

-Hoy sentí al bebé – les cuenta Edward sonriendo. Carlie mira a su mamá quien le estira el brazo. Edward se levanta y toma la bandeja dejándola en la cómoda.

Bella levanta su camiseta y se acomoda como casi todos los días para que los hermanos disfruten hablándole al bebé.

-¿Cuándo nacerá él bebe mami? – Pregunto Carlie besando la panza de su madre.

-En septiembre – Ella cuenta con sus deditos porque aprendió los meses del año en el jardín.

-junio, julio, agosto…- piensa por un momento frunciendo el ceño igual que Edward - ¡sedtiembre! Cuatros meses – Noah la mira divertido desde el otro lado del vientre de Bella.

-Cuatro, Carlie… no “cuatros”  - ella lo mira y poniendo su pelo ondulado detrás de la oreja y le saca la lengua.

Apoyado en el dintel de la cama, Edward los escucha interactuar, reírse y disfrutar del embarazo tanto como él lo hace.

Recuerda el embarazo de Leah, la verdad es que prácticamente no estuvo ahí… después Carlie, tampoco pudo disfrutar, pero aleja esos sentimientos tristes, ahora todo era distinto y maravilloso. Bella levanta la mirada y le susurra un te amo.




Un mes más tarde, Rosalie estaba sentada abanicándose en la consulta, esperando que la atiendan. Esta nerviosa, esperanzada que Emmett alcance a llegar, esta es la última sesión de ayuda matrimonial y los avances han sido maravillosos.

Sonríe al comprender que la vida sin amor, no vale nada. ¿Quién fue que lo dijo? Ahh claro, Edward… ¿Quién diría que el terminaría siendo casi su mejor amigo? Bueno seamos sinceros, es su mejor amigo.

-Hola preciosa – Rosalie levanta la mirada y ve a su hombre, grande y varonil sonreírle, marcando esos hoyuelos que tanto le gustan.

-Hola amor – se besan suavemente, porque hasta eso han aprendido, a controlar todos sus impulsos, porque sabían que se amaban con locura, pero con el tiempo su única forma de comunicarse había sido el sexo, loco y desenfrenado, pensó Emmett… bueno sigue siendo desenfrenado, pero donde no provoque traumas a nadie - ¿Termino bien la cirugía? – Se sentó junto a su hermosa mujer y tomo su mano.

-Sí, un tumor en un perro galgo retirado – contesto entrelazando sus dedos, comparando la pequeña y delgada mano de Rosalie, contra la mole de él. - ¿Nos dará un diploma? – pregunto apuntando hacia la puerta de la consulta.

-Sería entretenido –  su mujer extendió la mano frente a ellos – “Se otorga este diploma por aprender a ser felices” – Ambos se miran por varios minutos hasta que la doctora los llama, se ponen de pie, pero Rosalie detiene a Emmett y le entrega una bolsa con un regalo en el interior – no lo abras hasta que salgamos -  dicho esto se adelanto y entro en la consulta.
Emmett miro hacia la puerta, sintiéndose levemente culpable, él no pensó en un regalo…




Bella estaba sentada en la reposera mirando a los niños que estaban en la piscina bañándose. Levanta los lentes de sol, buscando a su mejor amiga. A lo lejos ve a Kate doblando la esquina con Hugo en brazos ¿Dónde se habrá metido Alice?

Protegida de los gritos alegres de los niños, estaba Alice con el teléfono pegado a la oreja, mirando la nada aunque habían escaleras, casi estaba segura.

-¿Gemelos? – susurro

-Sí hermana, Rose acaba de darme la noticia, fíjate que nos graduamos de la consejería matrimonial y ahora vamos a ser padres nuevamente y ¡Dos!

-¿Dos? ¿Gemelos? – volvió a susurrar consternada, porque a pesar que ella adora a sus hijos… nunca le había asustado la posibilidad de que el gen le tocara a ella…

-¡Ya aterriza Alice! – La reprendió Emmett – Avísale a todos porque hoy celebraremos en mi casa… espera, yo llamo a mamá – dicho eso y corto, Alice pestañeo y bajo el teléfono.

De pronto de ella salió un chillido, recién caía en cuenta que su hermano volvía a ser feliz… ¿pero que era eso de la graduación? En fin no tenia importancia… ¡Gemelos! Giro sobre sus talones y salió rauda a contarle a Bella.

-¡Bella vamos a ser tías otra vez! – grito saliendo hacia el jardín de la piscina. Bella alzo la cabeza, al verla aparecer toda eufórica y gritando.

-¿De que hablas Alice? – su mejor amiga, se llevo la mano al pecho tranquilizándose.

-Emmett y Rose… – respiro profundo – va a ser padres… - desvió la mirada hacia la piscina donde estaba su diablillo Nicholas, comprobó que todo estaba bien y se volvió a su amiga - ¡Gemelos!

-¡Que felicidad! – Bella se toco el vientre, alegre porque siempre ha estado segura que cuando viene un niño más al mundo es porque Dios aún espera maravillas de los hombres…



Una parrillada, la primera del verano.

Edward miro a su esposa mientras él tomaba una cerveza, su vestido de gasa tan ligero y a la vez llamativo, le quedaba de maravilla. La ve sonreír contagiada por la felicidad de Emmett, que vuelve a contar la historia de como Rose le da la noticia, que serán padres y nada menos que de dos bebés.

Su nueva mejor amiga y cuñada esta resplandeciente, la ve acercarse y en las manos lleva una ensaladera a la mesa, Alice aparece detrás de ella deja una bandeja con cubiertos  y servilletas para la comida. Bella estira la mano y comienza a doblar las servilletas, mientras escucha la conversación.

Entiende a su hermano, y recuerda su consejo cuando esperaba a Noah, que ser padre al principio da miedo, pero después es maravilloso…

-¿En que piensas hijo? – Carlisle se sienta a su lado, con una cerveza en la mano.

-Sólo cosas que pasamos Emmett y yo – tomo un sorbo de la cerveza, fijándose en Jasper que le enseñaba a Nicholas y Noah como hacer la carne en la parrilla y no morir en el intento. Carlisle suspira al mirar a sus nietos – ¡Abuelo chocho otra vez! – Edward palmea la pierna de su padre al escucharlo suspirar  y este sonríe.

-Estoy muy feliz, es decir lo estamos con tú madre, ella esta eufórica – Carlisle busca a Esme con la mirada y como si tuviera un radar ella lo mira y le sonríe – hace más de treinta y cinco años con tú madre soñamos con esto – mira a su alrededor y Edward lo imito - tener una familia disfrutando los unos con los otros - Se quedaron en silencio contemplando como interactuaban todos los que conformaban la familia Cullen.

Edward sopeso las palabras de su padre, ese sueño que nace del amor de un matrimonio joven, con expectativas y altruismo, que comienzan a cimentar poco a poco su propio imperio. ¿Cuan importante fue no perder la visión de lo que querían construir?

-Gracias papá – le dice de repente su hijo mayor y él lo mira extrañado, sin entender porque agradece. Edward adivinando la pregunta silenciosa de su padre se adelanta – por no aceptar ese puesto de trabajo en el buffet de abogados y por sobre todo el no tranzar la familia, por un poco más de dinero – Edward se sonroja mientras su padre lo mira asombrado – gracias por todas las horas que me diste, por tú paciencia y sobre todo por tu presencia durante toda mi vida.

-Gracias hijo – Ambos se miran y se abrazan llenos de emociones, dejando atrás esas recriminaciones egoístas de un Edward adolescente. El mira  a su hijo, que ya es un hombre y se siente orgulloso, porque en algún momento pensó que no lo había hecho bien con Edward, pero ahora sabe que no se equivoco.


La parrillada fue un éxito, los niños jugaron felices, los adultos disfrutaron de la felicidad de sus hermanos e hijos.

Emmett besa la mano de Rosalie, siempre supo que era la mujer de su vida, con ese carácter, con ese porte altanero la amo desde que la vio por primera vez, la adoro aun más cuando juntos se hicieron activistas para salvar a los animales y de luna de miel, fueron a pelear por las ballenas asesinadas… fue su diosa el día que en el camarote improvisado que compartían en las gélidas aguas de la antártica le dijo que estaba embarazada. Ahora anotando otro punto a su favor, entregándole una caja con dos pares de zapatillas pequeñas y una ecografía, se dio cuenta que la vida sería nada sin su osita…




Esme se desmaquillaba en el baño, antes de meterse a la ducha y sacarse el olor a humo del pelo, por más que evito estar cerca de la parrilla, no fue suficiente.  Mirando su reflejo, nota el paso de los años en su rostro, las famosas patas de gallo y una que otra arruguita en su ceño, pero es feliz, jamás ha pensado en la cirugía y menos en ponerse bótox y quedar sin expresión alguna, porque si tenia arrugas no eran de tristeza al contrario eran de tantas veces que ha tenido que reír, tantas veces que a disfrutado de la vida, de sus hijos y ahora de sus nietos… suspira, siempre quiso una familia numerosa, muchos hijos y muchos nietos… y aunque la vida le dio solo tres hijos, pero cada uno agrego a un compañero, dándole hijos políticos para ella y así el eslabón del amor fue dejando su rastro, uniendo generaciones.

Comprobó el agua de la ducha, y se metió en ella disfrutando de la calidez tanto del agua, como de su corazón.




La luz amenazadora del refrigerador acusa su visita nocturna, pero no pudo resistirse las ganas de comer pudin de almendras. Saca la tapa del tupper ware y hunde la cuchara saboreándose con anticipación, mira la cuchara rebosante de pudin y se la lleva a la boca, suspira y cierra los ojos al sentir como se derrite en su boca.

De pronto se acuerda de Rebecca, lo feliz que se ponía cada vez que Bella comía pudin, la extrañaba y lamentaba estar tan lejos, que ni siquiera le puede dejar una flor personalmente. Se apoya en la isla de la cocina, y siente deslizar una lágrima por sus mejillas. ¿Quién diría que ya con 34 semanas aun era presa de las hormonas? Sonríe y se vuelve a reprender, toma otra cucharada y sigue disfrutando, cuando la luz se enciende y es pillada con las manos en el pudin.

-¿Podrías avisarme cuando desapareces a las 3 de la madrugada? – Bella mira a Edward con su pelo desordenado, sin camiseta, estirándose dejando escapar un bostezo, tan sensual que ya no tiene deseos de más pudin…

-Tenia un antojo… - le responde con un puchero y cerrando el tupper ware se acerca a él y lo abraza – no me retes… -Edward la observa, esta tan loco de amor y deseo por ella.

-Lo siento señora, usted será reprendida por su osadía – los ojos de Bella brillan expectantes con el juego – camine en línea recta hasta la habitación donde recibirá su castigo – obediente deja de abrazarlo y comienza a caminar hacia la escalera, sintiendo el cosquilleo y la ansiedad apoderarse de ella, tiene el impulso de mirar hacia atrás… - no se detenga o el castigo será mucho peor – da un respingo y alcanza la escalera subiéndola sin dar muestras de la emoción que la embarga.

Edward la ve avanzar contorneando las caderas, ella puede estar muy embarazada, pero jamás dejara de ser sensual para él, apaga la luz de la cocina sintiendo como ya su miembro comienza a despertarse, se cobrara caro este atrevimiento, se acomoda la erección y va detrás de su mujer antojadiza.

Apenas entra en la habitación ve a Bella de pie al costado de la cama, expectante y deseosa… él se acerca a ella, agachándose hasta sus labios pasa la lengua por ellos, sintiendo el dulzor del pudin, Bella se empina levemente pero él se aleja.

-Aquí mando yo señora – toma su trenza y la desliza entre sus dedos -¡Suéltese el pelo! – Ella obediente se saca el elástico y con los dedos deshace la trenza, desafiándolo con la mirada – así me gusta… obediente. – de pie frente a ella, Edward la analiza sabiendo que lo desea tanto como él a ella. Se acerca a ella y tomando el dobladillo de su camiseta lo saca suavemente por sobre sus hombros.

-¿Le gusta lo que ve señor? – ella lo tienta, y al sentir sus manos sobre sus pechos se estremece.

-¡Silencio! – él la gira y la insta a sentarse sobre la cama para después descansar su espalda en la cama, pero con las piernas colgando – es usted muy insolente, además de ser una escurridiza a media noche, no acata ordenes… - se empina sobre ella y tomando las tiras de su tanga casi perdida en su vientre las rompe. Ella gime, llevándose una mano a la boca, su respiración se vuelve errática de deseo.

Bella levanta la cabeza, buscando a su torturador, pero no es mucho lo que puede ver, hasta que siente sus rodillas alzarse bajo los hombros anchos y fuertes de Edward, con esa tortura, jamás dejara de escabullirse a media noche…




Detrás de las cortinas, Noah mira a Carlie colorear un cuento de las princesas, esta concentrada tratando de no salirse de la línea. Él quiere mucho a su hermana, tienen el mismo pelo, los mismos ojos, salvo su piel que es distinta, pero igual la quiere…

De pronto Carlie levanta la cabeza y sonríe burlona a Nick que aparece por la esquina, porque aun no encuentra a su hermano, ella hace rato se aburrió de ese juego de esconderse y mejor es pintar.

-¡Noah siempre hace trampa! – Nick se deja caer en  el sillón con fuerza, es tan  grande para su edad, fortachón y travieso. El siempre piensa que será tan grande como su tío Emmett, y a él también le gustan los animales, por eso en el patio de su casa, donde guardan las mangueras del jardín él tiene una cajita con varios insectos, les lleva ramitas y hojas para que coman, de todos esos insectos el prefiere los caracoles, porque a las niñas le dan asco.

-¡No es tampa! – Carlie vuelve a tomar su crayón y revisa su trabajo, sólo se paso un poquito, después mira a Nick que estaba enfadado – ¿Si te ligo donde esta mi hedmano el gana?

-No mejor lo sigo buscando…  - Carlie alza los hombros y vuelve a su dibujo.
Nick dejo de buscar a Noah hace más de diez minutos, finalmente se aburrió así que fue en busca de Kate porque ya le sonaba su tripa.

-¿Eres como un relojito? – le dijo Kate  sonriendo a Nick – Ya tenemos lista la leche y la merienda.

-¡Yupi! – Nick se adelanta y se sube a la silla de la cocina, Carmen le acerca el plato con un trozo de brownie.

Kate, deja a Hugo en la silla de bebes y al pasar despeina a Nick, va en busca de sus niños regalones, que a diferencia de Nick, nunca se acuerdan de que tienen que comer.

Va al living y ve a Carlie entretenida coloreando, le toca el hombro y ella la mira.

-Es hora de la merienda princesa – Carlie sonríe feliz y se pone de pie - ¿Sabes donde esta tu hermano?

-Sip – levanta su mano e indica las cortinas. Kate va en busca de Noah y lo encuentra ovillado durmiendo – ahí nunca lo va a encontrar Nick – susurra Carlie junto a Kate y esta sonríe, son niños tan adorables, y pensar que en el segundo piso recién comienza el proceso para que otro hermoso niño amado y esperado venga al mundo.


-Respira… retiene… bota… - Bella repetía en susurros las indicaciones de Alice –viene otra – cerro los ojos, quedándose quieta esperando que el dolor que nacía en su espalda la travesara hasta su pelvis, apretó el brazo de Edward mientras el dolor arremete.

La puerta se abre y es Esme, quien sonríe a Bella.

-Acabo de ver a los niños y están merendando – Bella y Edward continúan con el paseo por el dormitorio, mientras Alice anota la hora de la última contracción

-¿Cómo vamos? – pregunta Esme, fijándose en la palidez de Edward por primera vez

-Progresando ya pasamos a cada veinte y llevamos casi siete horas. Deberías acostarte un rato Bella, debes descansar.

Esme levanta las cobijas y acomoda los almohadones para que Bella se acueste.

-Quiero ducharme primero… - Edward mira a su madre y hermana preocupado

-Mi amor, ¿será bueno? – Bella se sienta en la cama y él se arrodilla entre sus piernas y acaricia su panza con tanto cuidado como si fuera a quebrarse - ¿Cuánto tiempo más te dolerá? – ella le sonríe a pesar de que esta sudada e incomoda

-Unas horas más amor, debes ser fuerte, te necesito a mi lado -  acaricia su mejilla y besa suavemente sus labios.

-¡Esta lista la ducha! – Grita Alice desde el baño – Edward, báñate con ella por seguridad.

Ambos asienten, Edward ayuda a Bella para que se levante y la lleva al baño, con cuidado la desviste, él en un segundo esta desnudo, y la alza suavemente para que entre en la lluvia tibia.

Bella gime al sentir el agua tibia recorrer su cuerpo, inmediatamente se siente más relajada y se deja enjabonar por Edward. Esta enternecida, no puede imaginar alguien mejor para ser el padre de sus hijos… tienen dos pero esta es la primera vez, que hacen esto. Se gira entre sus brazos y lo besa suavemente.

-Te amo tanto mi amor

-Amor, estoy asustado – Edward se confiesa dejando que las lágrimas se confundan con el agua tibia – como podemos hacer esto más llevadero para ti, no quiero verte sufrir.

-No sufriré Edward, te aseguro que apenas nazca nuestro bebé y lo tengamos en brazos se nos pasara todo.

-Eres tan valiente – la ayudo a salir de la tina y la envolvió en el albornoz que Alice había dejado para ella. Él se cubrió con una toalla la cintura y la ayudo a salir. Esme y Alice en operación de ayuda, la vistieron y acostaron mientras Edward se vestía en el walking closet.

Cuando salió vestido sólo quedaba Esme en la habitación, sosteniendo la mano de Bella que gemía aguantando la nueva contracción. Su madre le sonrió reconociendo el miedo en sus verdes ojos.

-Tranquilo hijo, controla las contracciones, en frecuencia. Cuando sean de cada diez, nos iremos a la clínica, para que monitoreen el bebé  – Se levanto y anotando en la libreta que tenia Alice en la mano se la entrego – Aprovecha de descansar y si Bella puede dormir que lo haga. Te mandare algo de comer, yo estaré con los niños un rato.

Su madre cerro la puerta y el miro la libreta y el lápiz. ¿Cada diez minutos? Observo a Bella y tenía los ojos cerrados, y el pelo envuelto en la toalla, lentamente comenzó a deshacer el turbante y con suaves toques comenzó a secar su cabello.

Bella lo vio levantarse perdiéndose en el baño, al cabo de unos minutos llego con su cepillo y ella lo dejo cepillarle el pelo.

Ya sentía esa tirantez en su vientre, señal de la contracción, ella no recordaba que el proceso con Carlie fuera así.


-Edward, tómala de la espalda y ayúdala a pujar – Edward obedeció paso sus fuertes brazos debajo de la espalda de Bella, esperando la orden del doctor.-¡Ahora! Isabella vamos, le veo el pelo… - Edward de la emoción se inclino para ver el pelo de su bebe, soltando levemente a Bella - ¡Vamos con esta contracción saldrá la cabeza! ¡Puja! – Otra vez con fuerza ayudo a su mujer y efectivamente la cabecita de su hijo o hija salía, beso la frente de Bella aun ayudándola a hacer presión, mientras el doctor maniobraba para que salieran los hombros.

-Es una niña – exclamó el doctor en el momento que el aire se rompió con el fuerte llanto de su hija.

De pronto el mundo se detuvo, toda la magia del universo se condensaba en este momento, en cámara lenta vio que el medico le ponía sobre el pecho de Bella su bebé, Edward las miro a ambas, y estiro la mano para tocar a su hija, su pequeña Elizabeth.

-¿Quieres cortar el cordón umbilical?  - El mundo volvió a su tiempo real con la pregunta del médico y tomando tembloroso las tijeras que le extendían corto donde le indicaban. Las enfermeras tomaron a la niña y comenzaron a limpiarla y estimularla.


Entre el cansancio y las lágrimas de felicidad que nublaban su vista, Isabella, trataba de no perder detalle de las reacciones de Edward, él miraba hacia su hija, pero sin dejar de estar a su lado, y amo tanto ese gesto, así como tanto el rastro de lágrimas emocionadas que surcaron su rostro que se lleno de amor y gratitud.

Recuerda sus propias sensaciones cuando nació Carlie, en ese instante anhelo tener a Edward viviendo con ella ese proceso y se sintió tan culpable, tan egoísta… ahora él estaba a su lado, casi podía sentir su el latido de su corazón, ¿a que debo temerle? Se pregunto.

-Acepto – él se volvió y la miro, confundido aun por todo lo que sentía…

-¿Qué dices mi amor? – Edward se acercó a su rostro y lo escruto con sus ardientes ojos verdes. Ya no existen temores, ni traumas, nada que le impida unir su vida con él, aun más de lo que ya está.

-Acepto casarme contigo.





Dedicado a mi hermosa  Annie Sofía, eres mi vida.



::::::::::::::::o:::::::::::::::::


El momento de los agradecimientos:
A mi esposo, mi amado Raúl que robe parte de nuestro tiempo para navegar en las olas de la imaginación, y él entendiendo mi sueño y mis anhelos siempre me apoyo, te amo mi vida.

También a mis inseparables amigas y compañeras de locuras, Rocío, Karina y Nathy, que me han apoyado todo el tiempo y han sido mis editoras y críticas para que pueda seguir creciendo.

Y a todos los que me han comentado,  por esos más de 1.000 comentarios entre Fanfiction y el Blog, no puedo dejar de agradecerles por su tiempo, su ánimo y sobretodo por el entusiasmo.

También a ese lector anónimo que disfruta de igual manera capitulo a capitulo porque de verdad nunca pensé tener tanto nivel de visitas en ambas páginas…

Tampoco puedo dejar de agradecer a Stephanie Meyer, porque creo una hermosa historia, que nos dejo a tantas y tantas como yo locas por esta pareja hermosa de Bella y Edward, también por el hecho de que dejo espacios para que nuestra loca imaginación pudiera llenar y por esa genialidad y simpleza le agradezco de corazón.

Y por último pero no menos importante a mi hermosa hija, que creció mientras su mamá soñaba y daba vida a esta historia, porque también ella me dio de su tiempo…


A todos y a todas… ¡hasta la próxima locura!

Gracias Totales

Axavenus

14 comentarios:

Axavenus dijo...

Ohhh...

El epilogo, ya llego y con ello se cierra una etapa importante. Como escribí en los agradecimiento no puedo dejar de dar gracias por todo su amor y cariño.

un beso, un abrazo...

Axavenus

angie89 dijo...

Hola axa primero que nada como me es costumbre quiero FELICITARTE por que eres una gran escritora, gracias por compartir esta hermosa historia que seguimos cada semana, mis respetos a ti tu esposo k te apoyo y a ti que teniendo la responsabilidad de una beba y tu esposo , sacaste esta historia adelante y nunca nos abandonaste y como seguidoras lloramos, reimos, nos enojamos, por que con tu historia nos metimos tanto, que hasta como todas las historias es triste que sea el final,pero como quien dice nos dejas con un gran sabor de boca, muchas felicidades tienes eso que se necesita para crear unas muy buenas historias y que sintamos lo que viven los personajes, y las sigamos al filo de las butacas, MUCHAS FELICIDADES y te seguiré apoyando en tus futuros proyectos mis mejores deseos un fuerte abrazo y DTB. gracias por compartir tu historia con nosotras.

Sary Madera dijo...

Hermoso...!!

Me encanto este punto de vista neutral...
Así se supo como quedaron todos los personajes.

Que bien que Emmett y Rose se arreglaron y de que manera eh! Esperando gemelos, que lindo!!

Los abuelos felices por su familia,los niños divinos...

Ed y Bella siguen con esa misma pasión de siempre, y Bella embarazada!! Que bn.
Elizabeth divino nombre, lo ame cuando vi "Como si fuera cierto" que el protagonista le decía Lissy, y aun mas cuando leí crepúsculo, así que adivina si Dios me regala una niña así se llamara...Jajaja

Bueno volviendo al tema, el parto!!
Quedo bonito, porque Ed estuvo con ella ahí apoyándola, y por fin!! Bella acepta casarse!!
Vuelvo y repito Hermoso...!!

Gracias a ti por compartir esta bella historia, bueno y no solo eso sino todos tus sentimientos y el embarazo...Jejeje Porque por lo menos yo siento a Annie como de la familia... Espero que pronto tengas otra "Locura" como le dices... Besos y bendiciones...!!

Paola Isabel dijo...

Oh nena, que lindo!!!

Quede llorando, muy feliz por el hermoso final que le diste a la historia.
Todos los personajes estuvieron ahí...

Quiero felicitarte y decirte que me encanta como escribes y que espero que sigas con esta labor para tener la oportunidad de leer tus excelentes creaciones.
Gracias por permitirnos ser parte de esto!!!

Te deseo lo mejor para ti y tu familia.
Sigue en las olas de la imaginación, como tu dijiste.
Muchos besos y abrazos.
Nos leemos.

Mell....k dijo...

hla Axavenus!!!
me encanto el epilogo... fue genial...
he llorado, reido y emocionado por todo lo hermoso que redacto tu historia y este final aun mas...
me gusto que todos hallan podido cumplir sus sueños, metas y anhelos, y que en el proceso hallan ido madurando..
fue genial saber que emmett y rosalie hallan podido arreglar sus diferencias y la nueva noticia de sus bebes los llenara de amor y paz..
el embarazo de bella me sorprendio un poco, dado que no en el cap anterior la prueba habia dado negativa, pero edward fue unico con todo lo que paso y el camino que recorrio bella..
fue muy hermoso cuadno ed puede sentir a su pequeña y aun mas cuando la ve nacer...
esme y carlisle hicieron un gran trabajo que ahora ven sus frutos, sus sueños se cumplieron de tener muchos hijos y poder disfrutar de sus ñietos,..
fue una gran historia y un excelente trabajo por tu parte, desde dedicar tiempo hasta poder responder nuestras dudas,...
espero ansiosamente la proxima historia..
muchas bendiciones para ti y tu familia...
bss y sera hasta el proximo fic..

MARIAN dijo...

ME SIENTO IGUAL QUE CUANDO ROCIO TERMINO SU HISTORIA CON UN VACIOOOOOOOOOOO QUE VOY A LEER AHORA ??? FELICIDADES ES MAGNIFICO LO QUE HAS HECHO, COMPARTIR TUS IDEAS CON NOSOTROS. . . ME ENCANTO DE PRINCIPIO A FIN NUNCA NINGUN CAPITULO DEJO SER EMOCIONANTE SIEMPRE QUEDABA CON EL HAMBRE DE SABER QUE PASARIA EN EL SIGUINETE.
MUCHAS FELICIDADES Y ESPERO QUE PRONTO NOS ALEGRES CON UNA NUEVA HISTORIA !!!!!

Marielos dijo...

OMG que lindo este cierre de la historia , todos los personajes tubieron un final hermoso pero el mejor fue para mi adorada pareja de Bella y Edwar agregando una hija mas a esos 2 hijos lindos que ya tenian, aceptando Bella casarse con Ed, venciendo todos los miedos que tenian y triunfando sobre todo el amor de pareja y asi formando una linda familia. Todos los capitulos estubieron uno mejor que el otro, siempre con ganas de seguir leyendo , pero como todo lo bueno tiene un final este fue excepcional. Espero tu siguiente historia.

nathymuñoz dijo...

simplemente divino... no hay mas que decir... bueno si hay... gracias por dejarme compartir contigo esta locura, por dejarme ser parte de ella, por dejarme darte consejos de como seria mejor tu historia...

Eres una gran escritora... espero con ansias la nueva historia que publicaras...

Y por si no te lo he dicho ya en este tiempo que me has dejado ser tu amiga, te adoro...

muaks!!!

Griselda dijo...

Super bonito y especial este epilogo que buen cierre para todos, felices unidos y con mucho amor.
Los niños creciendo, Noah sano, Emmett y Rose juntos otra vez con gemelos jejeje

Que padre que por fin Edward pudo estar con Bella en todo el proceso del embarazo eso era lo que le faltaba para cerrar ciclos, vivir junto con su amada el nacimiento de un bb.
Ya por fin Bella lista para Casarce :D
Pense que ibas a narrarar la boda, pero como quieras quiero jajajaja
Y Gracias por compartirla
Excelente.
Felicidades.
Saludos a tu nena.

cari dijo...

omg q hermoso final no me gustan los finales pero este es lindo muy humano y hermoso no se todo quedo como pienso q db d ser todos felices y la felicidad d una familia consiste en amrase todos sin problemas en ningun lafo osea esa familia feliz omg gracias axa me encanto todo esta lindo bueno los momentos malos ps no pero las solucioned a los problemas omg todo fue perfecto ya estoy esperando tu siguiente historia gracias x esta tan mega hermosa cuidate besos y asta pronto =)

laurix dijo...

Antes que nada mi kerida Johana quiero pedirte una enorme y sincera disculpa por no haber escrito mi comentario, y por mas ke te diga no hay excusa por averme perdido tanto tiempo solo me keda decirte sorry ¡!! =( …

Bueno este epilogo me encanto porke fue la culminación de una amor ke por mas ke tuvo barreras pudo mas el amor ke se tenían ente ellos y me alegro k todo aya terminado asi porke realmente es asi como me lo imagine.
Edward porfin pudo tener el sueño de tener y poder disfrutar del embarazo de Bella sentir dia a dia como crecia esa hermosa vida ke tanto soñaban, poder conserntir a su mujer de cada uno de los antojos ke tenían y de poder compartir esto con sus hijos.

Por otro lado Rosalie ke aprendió muchas cosas porke los golpes ke da la vida pero si tienes una gran familia a tu lado todo es mucho mas fácil, me gusta que aya podido cambiar su forma de pensar y de ver la vida, que aya poddido hacer las pases con Emmet y ke mas fácil con ayuda de un especialista y wow m e kedo con la boca abierta al ver ke ahora ella y Edward son mejores amigos, y lo mejor otra embarazada mas en la familia jijijii, como les encanta hacer hijos jajajaj soorry chiste mio.

Cuando Edward y Carlise hablaron bueni oara mi esa fue la escena mas difícil de digerir, por las fuerte palabras que recalcar ahí, sobre todo para Edward ver lo ke su padre realmente eso es lo ke keria una familia feliz y ke no importa si son ricos o pobre para el lo importante era eso ver a toda su familia feliz, esas palabras y ese simple GRACIAS que Edward le da a su padre para mi fue lo mejor, te juro ke es la primera vez que me hace llorar y no lo digo solo por decir si no ke realmente me dolio esa parte porke creo ke es lo ke una familia kiere ser felices, y si talvez el dinero te quita de problemas pero a la vez te trae mas porke ahí y por el dinero las familias se disuelven y terminan en grandes pleitos a causa del dinero y te prometo ke me dolio y ahora ke vuelvo a leer esa parte me da mucho sentimiento….

Y bueno ese castigo ke recibió Bella por tragona jajaja me encanta porke una mujer no debe de sentirse gorda o fea para su hombre al contrario tiene ke ser mas sexi y mas “divertida” con su marido y bueno esta mujer vuelve loco a su marido de la forma ke este pero eso solo es por el amor ke se tienen y jajajaj hasta roja me puse… me encanto esa escena y sobre todo ke la vivo y la veo en mi mente….

laurix dijo...

Edward vuelto un manojo de nervios con el nacimiento del bebe y bueno Bella también porke es la primera vez para ella porke lo vive y lo disfruta acompañada de su hombre y bueno el no vivio esa etapa con Noah asi ke a disfrutarlo se ha dicho…

Vivir el momento del nacimiento de la pequeña Elizabeth fue hermoso, y como dice ella ya lo tiene todo dos hijos maravillosos, bueno tres, un hombre ke daría la vida por ella y ke la ama incondicionalmente, una nueva familia ke la ama igual, y ella se pregunta a ke temerle si lo tengo todo y si estoy plena para que demorar lo ke se ve venir…. Me encanta y bueno AME ese acepto, es el final perfecto ni ponerle mas ni quitarle, me encanto que asi terminara, aunque dule ke se aya acabado pero bueno todo tiene principio y fin y este es un fin ke para mi me dejo un buen sabor de boca.

Porke aki pude conocer a una mujer maravillosa, una madre excepcional y una esposa entregada, ke pude vivir el nacimiento de una niña ke esperabas con toda el alma, y ke compartiste con nosotros lo momentos mas importantes de tu vida.
No sabes como agradezco ser parte de tu vida mi querida Johana.
Y espero ke los próximos proyectos los compartas conmigo y con todas las personas que te siguen y ke te sigas inspirando y que sigas creciendo para ser una gran escritora, claro ya lo eres pero siempre, siempre tienes qe luchar por tus sueños.
Gracias y espero ke aunque estemos lejos pueda considerarme y ke me aceptes como tu amiga….

Cariños como siempre para la hermosa princesa y para ti un gran abrazo.. te quiero muxxo y suerte con el proximo proyecto.

Laurixx!!

José María Souza Costa dijo...



Invitación - español
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com


nydia dijo...

Fascinante final, me encantooooo, me dejas sin palabras...Sigue asi linda ...

No te resistas!!!

No te resistas!!!

Más que Atracción